Publicidad

Usted está aquí

Vivir el «momento pailán»

Ya puedes viajar lo que quieras que, cuando menos te lo esperes, vivirás el «momento pailán»

Las puertas entreabiertas siempre son misteriosas

Anda que...

Manuel Guisande
Manuel Guisande

Ya puedes viajar lo que quieras que, cuando menos te lo esperes, vivirás «el momento pailán». A mí me sucedió en Estados Unidos, en una localidad que se llama Bear Creek, en Texas, en la casa de mi amigo Kevin. La vivienda era la típica de esas que se ven en televisión: el garaje a la derecha, la entrada a la izquierda y un terrenito de unos 60 metros cuadrados frente al inmueble.

En la primera planta las habitaciones y en la parte de abajo un inmenso salón con su cocina, una barra americana y todos los electrodomésticos que uno pueda imaginar y que se podían utilizar con un mando. Para que no faltara nada, en la parte trasera, que no se ve en televisión, hay un campito donde suelen instalar una pequeña piscina y una canasta de baloncesto con los colores de la bandera americana por si quieres hacer un triple o unaliup. O sea, la felicidad total.

Como en la casa no se podía fumar, la solución era salir fuera, echarse uno o dos cigarrillos y volver a entrar. La verdad es que no los saboreas mucho, pero… algo es algo. Así más o menos fui tirando la mañana del primer día de mi estancia en USA, entrando y saliendo de la vivienda para nicotinarme.

Todo estaba perfecto hasta que a las doce de la noche, cuando mi amigo ya estaba dormido, decidí fumar un pitillo. Así que bajé despacito, sin hacer el mínimo de ruido con la intención de salir fuera para no dejar rastro alguno de humo. En puntillas me acerqué a la puerta y al abrirla... ¡¡¡¡Noooo!!!. Comenzó a sonar una estruendosa alarma. Ni que decir tiene que mi amigo bajó a toda velocidad y me encontró en calzoncillos, en camiseta y con un paquete y un mechero en la mano, simplemente, penoso.

Desconectó la alarma y me explicó lo que tenía que hacer para que no funcionase si quería fumar. Abrió una caja que estaba oculta en una pared y me empezó a decir qué botones debía pulsar y, al segundo, le dije: «Déjalo, no fumo», a la vez que pensaba que aquello era más complicado que el manual de la BlackBerry, que son 278 páginas.

Al día siguiente, al levantarme, me encontré solo en casa ya que mi amigo había ido a trabajar y no volvía hasta las siete de la tarde. Desayuné y cuando iba directo a la calle a echar un cigarrillo pensé: «¿Y si salgo y la puerta se cierra automáticamente, porque aquí todo es automático, y no puedo después entrar?». Y también al momento cavilé: «¿Y si mi amigo tiene un sistema que si abro la puerta suena la alarma y, como es el primer día que estoy aquí, se olvidó desconectarla?».

Y como el asunto iba in crescendo me cuestioné: «¿Y si suena la alarma y como no sé desconectarla vienen los vecinos, y como no sé inglés y estos están armados hasta los dientes y creen que soy un ladrón me fríen a tiros?». Estaba ya en total paranoia cuando me dije: «Abro la puerta y que sea lo que Dios quiera, pero yo fumo con o sin alarma». Me armé de valor, me acerqué a la puerta, agarré la manilla, abrí rápidamente y… no sonó la alarma.

Pensaba que todo había pasado cuando entonces me asaltó otra duda existencial mientras encendía el cigarrillo y con un pie sujetaba la puerta abierta: «¿Y si ahora la cierro y mi amigo tiene un sistema que no se puede abrir tras cerrarla o tiene una alarma que previamente hay que desconectar siempre que se entra en el día por primera vez?». Así que estirándome como pude cogí una maceta que había cerca y la puse entre la puerta y la entrada y así quedó hasta las siete de la tarde. Cuando llegó Kevin le expliqué lo sucedido. No me llamó «pailán», porque no sabe lo que significa, pero seguro que sí hick, que más o menos es lo mismo.

.....

  • Wikipedia Manuel Guisande, escritor y periodista.
  • Libros publicados:
  • Rodribico (Ed. Baia. Coleccion de 5 cuentos infantiles en castellano, gallego y portugués).
  •  Al fondo a la derecha (Ed. Cumio. Artículos irónicos costumbristas.
  • En tu línea (Ed. Cumio. Interpretación de las líneas de las carreteras con poemas humorísticos).
  • Mi último trabajo, expo EN TU LÍNEA .

 

#comentarios

Comentarios

Hola! Estimados, esperaba que en la sección "opinión" hubiera una nota con alguna opinión sobre algún tema, supongo que político o social, relevante. Ésta nota, al igual que las restantes, me recuerdan a las notas de las revistas de avión. Más superficial es difícil y claro, sin compromiso de ningún tipo con ningún tema (de opinión). Obvio, ésto es una opinión. Disculpen la intromisión.

Añadir nuevo comentario

En portada

La colaboración, presentada en la Semana de la Sostenibilidad de Abu Dhabi, responde a la permanente búsqueda de sinergias entre las empresas del grupo Mubadala

18/01/2018 - 21:09

Los vientos soplarán en todo el país de ligeros a moderados

18/01/2018 - 10:49

La galardonada cineasta afincada en Abu Dabi Nancy Paton confía ser de las primeras en grabar en el Reino

18/01/2018 - 10:23

El gobernante de Dubai recorrió varios pabellones de la exposición que ha contado con la participación de más de 600 organizaciones del sector público y privado de 40 países

18/01/2018 - 10:00