Publicidad

Usted está aquí

El Nobel y el 'biblioburro'

"Gracias a un premio Nobel de Paz venido de un país situado al oriente del oriente, algunos colombianos en el recinto ferial de Bogotá supieron de un compatriota que un buen día decidió llevar las palabras a lomo de burro"

La pasada Cumbre de los Premios Nobel de Paz, celebrada en Bogotá, Colombia, fue un acontecimiento que dejó lecciones, historias y anécdotas, como la siguiente que merecería una crónica, en este caso, apenas una breve nota que ojalá agrade al clemente lector. Durante el evento, que por primera vez se llevó a cabo en una ciudad de América Latina, se escucharon historias como la de José Ramos-Horta, uno de los responsables de la independencia de Timor Oriental, siendo primero un rebelde intelectual, hasta llegar a ser presidente del nuevo país, que con determinación logró derrotar la invasión de un gigante vecino. Un hombre histórico.

Timor Oriental es un pequeño país muy interesante, así resulte su denominación redundante, pues Timor significa oriente. En su momento fue llamado Timor Portugués, pues fue una colonia portuguesa durante más de 400 años, hasta que en el marco de la descolonización se declaró la independencia, pero fue invadida por Indonesia en un proceso doloroso, que llevó la guerra a ese territorio. En 1996 se le concede el premio Nobel de Paz tanto a José Ramos-Horta como al obispo Carlos Felipe Ximenes Belo, por sus esfuerzos para lograr la independencia, que al final se logra gracias a la intervención diplomática.

Timor Oriental se constituyó en nuevo Estado, en un proceso muy complejo que llevó muerte y destrucción a los habitantes del nuevo país, heridas abiertas muy difíciles de cicatrizar. Siendo presidente de su país, cierto día Ramos-Horta leyó en The New York Times una historia que le pareció inspiradora, la del profesor colombiano Luis Humberto Soriano, quien ideó una manera de llevar libros y cultura a los niños de los pueblos alejados de su comarca en el Departamento del Magdalena (la misma provincia de la cual era originario Gabriel García Márquez).

El profesor Soriano ideó una biblioteca móvil a lomo de burro o mula, de allí el nombre de 'biblioburro', que le permitía recorrer los pueblos y dejar libros en calidad de préstamo que semanas más tarde recogía, en un servicio a domicilio que ya quisiera cualquier biblioteca o librería del mundo.

La historia de Soriano maravilló al entonces presidente Ramos-Horta, quien sería entrevistado por unos periodistas colombianos que trabajaban para la BBC británica, a quienes les pidió el favor de hacer llegar una carta al profesor Soriano, que contenía una invitación para visitar Timor Oriental. Fue así como el creador del proyecto educativo del “Biblioburro”, se trasladó a las antípodas, para reunirse con el presidente de Timor Oriental, quien lo homenajeó como héroe de la educación mundial, condecorándolo e iniciando una amistad que continúa, a pesar de la distancia. En diferentes eventos Ramos-Horta ha destacado a su amigo Soriano, como en una conferencia sobre educación y literatura infantil en Singapur en 2011.

Luis Humberto Soriano, inició su misión con dos burros, 'Alfa' y 'Beto', quienes fueron los motores de su biblioteca itinerante y gracias a su noble labor, ha sido distinguido con numerosos reconocimientos, entre otros, como colombiano ejemplar, así como héroe de CNN, cuando el legendario Larry King era el promotor de esa idea. Aunque posiblemente su mejor distinción, es saber, que algunos de esos niños a los que les llevó el interés por la lectura, son profesionales hoy en día.

Gracias a un premio Nobel de Paz venido de un país, situado al oriente del oriente, algunos colombianos en el recinto ferial de Bogotá, donde se llevó a cabo el encuentro de los laureados y los espectadores, supieron de un compatriota que un buen día decidió llevar las palabras a lomo de burro, es posible que en las alforjas, llevara un ejemplar de “Platero y Yo”, libro que a propósito, cumple cien años de su edición completa. Otro bonito ejemplo de un asno ilustrado. Las letras cabalgan.

-----------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco. En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin

#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

Los analistas financieros han señalado que muchas pequeñas y medianas empresas han tenido dificultades para el registro

20/01/2018 - 08:44

El oficial presentó un informe médico, el mismo día, que muestra que el asalto le dejó con un ojo morado

20/01/2018 - 08:34

La Federación Árabe de Derechos Humanos está alarmada por el apoyo de Doha a la Hermandad Musulmana

20/01/2018 - 08:20

El país norteamericano ya contribuyó con el Fondo de Ayuda para el Hambre en 2017 al donar más de 40 millones de dólares a Saná

20/01/2018 - 08:10