martes. 16.07.2024

El Ballet Hispánico de Nueva York se estrenó en el mundo árabe el viernes en el auditorio de la Fundación Cultural de Abu Dhabi con un espectáculo que fusionaba la diversidad, el patrimonio y la cultura latina.

El director del Ballet Hispánico, Eduardo Vilaro, oriundo de Cuba, manifestó en declaraciones a la Agencia de Noticias de Emiratos (WAM) estar “encantado de traer a esta parte del mundo” el espectáculo.

En este sentido, explicó que “las artes son un puente hacia la humanidad” y “nos encanta llevar nuestras voces a todos los lugares posibles para mostrar las múltiples facetas de lo que significa ser latino”.

WhatsApp Image 2024-06-03 at 13.25.09
Un momento del debut del Ballet Hispánico de Nueva York en Abu Dhabi. (WAM)

El auditorio de la Fundación Cultural de Abu Dhabi registró una ocupación del 90% los dos días que se presentó el programa (viernes y sábado), con un total de 1.500 asistentes que pudieron disfrutar de un espectáculo “contemporáneo que celebraba las diferentes culturas latinas, con diversos tipos de movimientos de danza como el ballet clásico, el jazz y las formas modernas”, informó Vilaro.

El programa de Abu Dhabi comenzó con la actuación Club Havana’, de Pedro Rodríguez, un homenaje a la cultura cubana con influencias de la África occidental a través del mambo, el cha cha cha y la rhumba. Una gran banda, magníficos trajes y la historia de seis parejas que visitaban un club, hicieron al público viajar a la Cuba de los años 50.

“Mi tierra natal, Cuba, tiene una mezcla muy hermosa de diásporas, y es esta interseccionalidad de culturas lo que nos da nuestra vitalidad”, señaló el director del ballet.

El espectáculo continuó con ‘Sombrerísimo’, de Annabelle López, una obra misteriosa y divertida cuya trama giró alrededor de un sombrero con el objetivo de mostrar como un objeto específico puede hablar de la cultura de un grupo.

La última actuación, titulada ‘18+1’ fue un ballet apasionante y peculiar sobre la música de Pérez Prado, el famoso director de orquesta mexicano, y con la coreografía de Gustavo Ramírez Sansano, presentando los diferentes ritmos de América Latina con un baile de humor.

El Ballet Hispánico fue fundado por la bailarina y educadora Tina Ramírez en 1970 en Nueva York “para brindar oportunidades a jóvenes y artistas latinos de la ciudad cuando nuestra comunidad no tenía acceso a las artes”, manifestó el cubano.

Vilaro aseguró que la organización “celebra la diversidad y el multiculturalismo” en todo lo que hace, entendiendo y valorando la importancia de “tener diferentes perspectivas e ideas”. “Como latinos, procedemos de culturas fusionadas como son la africana, la española, la asiática y otras, lo que nos da una perspectiva única que celebra todas las partes de esas diásporas”.

Y resaltó que el multiculturalismo “es importante porque nos enseña cómo ser mejores humanos”. Además, “es la puerta a la unidad; si podemos ser buenos vecinos en una ciudad, entonces deberíamos ser buenos vecinos en el mundo”.

En colaboración con la Embajada de Estados Unidos en Emiratos Árabes, el Ballet Hispánico, la mayor organización cultural hispana de Estados Unidos y uno de los Tesoros Culturales de América, ha actuado por toda América y el Caribe, Europa y ahora Oriente Medio.

A la actuación en Abu Dhabi acudió la embajadora de Estados Unidos en Emiratos Árabes Unidos, Martina Strong; el embajador de Costa Rica, Francisco Chacón; el embajador de España, Iñigo de Palacio España, y el embajador de Francia, Nicolas Niemtchinow, entre otros diplomáticos y funcionarios.

El Ballet Hispánico de Nueva York llega a Abu Dhabi en su debut en el mundo árabe