sábado 4/12/21

España sumerge a Expo Dubai en el medievo con Artefactum

El grupo sevillano eleva el nivel artístico de la muestra universal con tres conciertos que dejan huella y ganas de más
Artefactum, durante su actuación en Terra Auditorium. (EL CORREO)
Artefactum, durante su actuación en Terra Auditorium. (EL CORREO)

El grupo sevillano Artefactum devolvió por momentos la Exposición Universal 2020 de Dubai a la atmósfera envolvente de la música antigua española. Provistos de instrumentos tradicionales, algunos de ellos sorprendentes, como la zanfoña, rescataron un puñado de piezas medievales entre los siglos XII y XIV. A lo largo de tres conciertos, incluidos dentro del Programa Cultural del Pabellón España, han presentado un cuidado repertorio de su ya longeva trayectoria musical de casi tres décadas, aunque se han detenido particularmente en 'Las cantigas de Santa María' como homenaje al 800 aniversario del nacimiento del rey Alfonso X El Sabio.

“Nuestras canciones cuentan milagros asombrosos”, asegura Nacho Gil (viento y canto). Por ejemplo, 'La cantiga del filete' narra la historia de nueve peregrinos que compran una pieza de carne y cuando se sientan en un mesón para comer y beber se dan cuenta de que ha desaparecido una. Los peregrinos desconfían de la mesonera y se lanzan sobre ella para ajusticiarla. Pero justo en ese momento se escuchan unos golpes en un baúl, lo abren y sale un filete dando voces. “Esa es una cantiga normalita”, afirma con sorna Gil. Una de cada diez cantigas está relacionada con alabanzas a la Virgen. Artefactum también ha interpretado canciones de trovador, que tratan temas de amor no correspondido, y todo ello en galaico-portugúes, que es la lengua en la que cantan. 

Detrás de sus composiciones, se esconde una labor de investigación exhaustiva. Durante años han rastreado las bibliotecas buscando piezas originales e información histórica sobre las que concebir su repertorio. “La labor de biblioteca es tan importante como la de ensayo”, explica José Manuel Vaquero (zanfoña). “Ahora está casi todo en internet, pero hace treinta años era complicadísimo documentarse”. Entonces, identificaban una línea melódica acompañada de dibujos con gente tocando diversos instrumentos: el laúd, la flauta, la gaita o el organito. Y de ahí extraían la base e instrumentación de sus composiciones. 

'Las cantigas de Santa María' tienen claros ingredientes musicales árabes. Alfonso X El Sabio integró en su corte artistas, poetas y científicos de las tres comunidades religiosas del momento. “Reunía a lo mejor de lo cristiano, lo árabe y lo judío”, subraya el percusionista Álvaro Garrido. “Dejaron un filón de música andalusí en las cantigas y la relación con la música árabe es enorme”. Las reminiscencias árabes se perciben con nitidez en sus composiciones, señala el músico de Artefactum. “Se notan porque te pegan un pellizquito”, puntualiza. 

En la actuación que Artefactum protagonizó en el Pabellón de España con motivo del 12 de octubre, el grupo sevillano interpretó los himnos emiratí y español, que cobran un sonido muy singular tocados con instrumentos de música antigua. El ministro de Educación de Emiratos Árabes Unidos, Hussain Bin Ibrahim Al Hammadi, que estaba presente en el acto, quedó realmente impactado por la sonoridad del himno de su país en la versión de Artefactum y así se lo transmitió al embajador español, Íñigo de Palacio. Realmente emocionaron y se emocionaron con los himnos.

Artefactum nació hace 30 años en un bar de la capital hispalense. La mayor parte de sus miembros procedían de otras formaciones y ninguno de ellos tenía experiencia en la creación de composiciones de música medieval. “No teníamos ni idea”, reconoce Álvaro Garrido. “Comenzamos a copiar a otros grupos e iniciamos una intensa búsqueda de las fuentes”. En Sevilla, la música medieval sigue siendo muy minoritaria, pese a la extraordinaria labor de divulgación de Artefactum. 

“Cada vez es más conocida, pero es una batalla difícil en el panorama actual, que se basa en cuatro acordes. Hay un mercado donde es muy difícil meter la cabeza”, lamenta José Manuel Vaquero. “Nosotros no tenemos padrino, pero no nos va mal”. De hecho, el grupo sevillano ha participado en algunos de los festivales de música tradicional más importantes del mundo, como, por ejemplo, el Internacional Womadelaide, celebrado en Australia en marzo de 2020. 

El grupo se completa con César Carazo (viola y canto), Alberto Barea (tarota y canto) y Aníbal Soriano (laúd medieval). Tienen ya ocho trabajos discográficos en el mercado. Artefactum es uno de los 32 grupos programados por el Pabellón de España en Expo 2020 Dubai, con suman más de 200 artistas y un centenar de actuaciones durante toda la muestra universal.  

España sumerge a Expo Dubai en el medievo con Artefactum
Comentarios