martes. 06.12.2022

Rubén Sánchez da estilo a Dubai

El artista español firma, entre muchos otros, el mural dedicado al flamenco que preside el restaurante español del hotel Kempinski en Mall of the de Emirates de Dubai
Rubén Sánchez, en el desierto con el 'skyline' de Dubai en el horizonte.
Rubén Sánchez, en el desierto con el 'skyline' de Dubai en el horizonte.

El artista español Rubén Sánchez ya ha dejado huella en las áreas de Dubai de Al Fahidi, Jumeirah Beach Road y Jumeirah Lake Towers (JLT).

Desde que llegara a Emiratos Árabes Unidos hace casi tres años invitado por la organización de arte contemporáneo Tashkeel, fundada en Dubai en 2008 por la artista local Lateefa bint Maktoum para desarrollar una residencia de arte, ha realizado pinturas, esculturas y algún que otro proyecto comercial aunque, según afirma, en este último caso es “bastante selectivo” ya que “te pueden llegar a ofrecer proyectos un poco locos”. 

Uno de estos proyectos comerciales ha sido el mural del restaurante español Salero. “Como soy un amante del flamenco propuse una escena propia de este tipo de género musical. Quise expresar la energía que se transmite en el flamenco, que para mí es un arte también”. El mural, que le llevó hacerlo cuatro días, está hecho con pintura acrílica. 

Sánchez, que nació en Madrid y ha vivido durante 12 años en Barcelona, asegura que la experiencia que está viviendo en Emiratos Árabes Unidos (EAU) es muy buena. “Tengo la posibilidad de trabajar en diferentes proyectos a la vez que desarrollo el arte en el estudio”. 

La organización Tashkeel, por su parte, se encuentra comprometida a facilitar la práctica del arte y el diseño, además de la experimentación creativa y el diálogo entre culturas en Emiratos. Y fue donde Sánchez encontró la puerta para poder comenzar sus vivencias en tierras del Golfo. 

A día de hoy el artista español ya ha realizado bastantes proyectos en EAU y puntualiza que todos han sido iniciativas propias. “Por destacar algunas de mis obras diría el mural de Jumeirah Beach Road, que fue el primer trabajo no comercial y permanente en Emiratos; el mural de Al Fahidi y el mural gigante de JLT, más recientemente. Como encargos comerciales destacaría el mural de Salero, el techo de Urban Bistro o el mural para el nuevo Omnia de Mall of the Emirates”. 

Al hablar de lo que le inspira, el madrileño señala que desde que vive en Emiratos “cada vez hay más presencia de elementos árabes” en sus obras; “patrones geométricos árabes, camellos o incluso colores más cálidos”. 

La temática española no suele ser un referente en sus trabajos, aún así asegura que el estilo cubista y “la paleta de color ‘mediterránea’, que suelen estar presente en sus obras, pueden transmitir bastante de nuestra cultura”. 

De cara al futuro, el artista español afirma que sus aspiraciones son poder seguir pintando y viajar, también a España, donde le gustaría poder ir con más frecuencia. 

Rubén Sánchez da estilo a Dubai
Comentarios