martes. 06.12.2022

La tradición taurina sigue viva en el emirato de Fujairah

Los animales se enfrentan entre ellos y cada pelea dura de uno a dos minutos
Una "corrida de toros en Fujairah". (Fuente externa)
Una "corrida de toros en Fujairah". (Fuente externa)

"¡Míralos pelear!" un comentarista grita en un micrófono cuando comienza la primera batalla animal del día en el pueblo de Al-Qurayyah en el emirato de Fujairah.

Dos toros, cada uno con un peso de cientos de kilogramos, se embisten mientras los dueños sostienen cuerdas atadas a sus cuellos o patas por seguridad.

En ocasiones, los enormes animales se acercan peligrosamente a los espectadores, haciéndolos huir de sus sillas.

Cerca de 200 hombres, mujeres y niños están reunidos en un gran campo para observar el espectáculo, muchos menores están sentados en los techos de vehículos 4X4 y camionetas.

Los vehículos que han transportado a los toros han convergido de toda la región en la arena, un campo de tierra encajado entre montañas rocosas y el Golfo de Omán.

Alrededor de 50 de las bestias están dispersas, y sus bramidos resuenan en el aire.

A diferencia de las corridas de toros populares en Europa y América, donde los toreros suelen matar a los animales, en Fujairah las dos bestias se enfrentan con consecuencias mucho menos fatales. La competencia generalmente termina después de aproximadamente una hora, y cada pelea dura solo uno o dos minutos.

Sin embargo, los grupos de bienestar animal han denunciado el deporte como cruel y abusivo.

Elsayed Mohamed, director regional del Fondo Internacional para el Bienestar Animal, argumentó que el hecho de que algo haya formado parte de una sociedad durante tanto tiempo no lo hace correcto.

“Cada cultura tiene muchas malas tradiciones, pero como es una tradición, ¿tenemos que seguirla?” preguntó, señalando que las peleas de animales están prohibidas por la ley de Emiratos Árabes Unidos.

La tradición taurina sigue viva en el emirato de Fujairah
Comentarios