martes. 07.02.2023

Así se canta en Dubai un gol de Colombia a la Selección de Inglaterra

Una marea amarilla tomó Sheik Zayed Road para presenciar con toda la pasión el encuentro de octavos de final de la Selección cafetera
Liz Velandia grita a todo pulmón en honor del gol que el colombiano Jerry marcó a Inglaterra. (EL CORREO)
Liz Velandia grita a todo pulmón en honor del gol que el colombiano Jerry marcó a Inglaterra. (EL CORREO)

La intensidad con la que las colombianas -y colombianos- vivieron en Dubai el partido de su Selección frente a inglaterra fue máxima. Cientos de hinchas se dieron cita en The Stables, un establecimiento tradicionalmente de ambiente inglés situado en Sheik Zayed Road, justo frente al World Trade Center, y que en la noche del martes quedó invadido por una marea amarilla que vibró a tope de principio a fin.

Literalmente no se cabía en local. Era como si estuvieras en el mismísimo estadio. Gritos, empujones, abrazos, risas y, por desgracia, también lágrimas. Fue el final. Pero todo lo anterior, sobre todo el gol del empate a uno que marcó Jerry ya en el tiempo añadido y a punto de finalizar el encuentro, resultó de una alegría desbordante. Pasión sobró.

El cantante colombiano Edikson Duarte, micrófono en mano durante las casi tres horas que duró el partido -incluido el delirio de los penalties-, llevó en volandas a los aficionados. Coreó el nombre de Colombia y de los jugadores hasta la saciedad. Y cada jugada se sintió a pie de césped.

Quiso el destino que la historia se repitiera apenas 48 horas después de que España fuera apeada del Mundial en la tanda de penalties. La selección colombiana encajó una cruel derrota de igual manera. Su rival fue incapaz de traspasar la portería de Ospina y el pase a cuartos lo consiguió Inglaterra gracias a los lanzamientos desde los once metros.

Entre los cientos de espectadores en Dubai del partido se encontraban Valentina Flores y Rodrigo Arce, una pareja de Cali que disfruta de unas vacaciones en Emiratos Árabes Unidos (EAU) y no quiso perderse el encuentro junto a sus paisanos. 

"Está muy difícil, pero sé que Colombia puede empatar", comentó durante el descanso en declaraciones a EL CORREO DEL GOLFO una vidente Flores. Se pudo empatar. Y casi se ganó.

También estaba entre los asistentes, muy nerviosa e inquieta, Liz Velandia, de Bogotá, que no cesó de gritar y saltar. Cuando llegó el turno de los penalties aseguró que tenía "el corazón salido".

"Es la primera vez que veo un partido de mi Selección fuera de mi país y ¡vaya encuentro!", resaltó extenuada justo antes de que Uribe enviara el cuarto penalti de los cafeteros al travesaño.

Al final gran decepción. Pero superado el trance, los aficionados, que en Emiratos Árabes son muchos, vitorearon de nuevo a su Selección y prosiguió la fiesta. Intensamente colombiana, por supuesto.

Así se canta en Dubai un gol de Colombia a la Selección de Inglaterra
Comentarios