sábado. 24.09.2022

La selección española de balonmano se adjudicó el Memorial Domingo Bárcenas tras derrotar a Polonia (33-28) y acabar invicto la competición, en la que ha ultimado su preparación para el Mundial 2015, en el que defenderá, la semana próxima en Qatar, su título de campeón, según informa la agencia EFE.

Tras imponerse a Hungría y Noruega, el conjunto que dirige Manolo Cadenas finalizó su participación en el torneo ofreciendo la imagen de ser capaz de reaccionar ante un rival potente, que le superó en la primera mitad pero al que doblegó tras el descanso.

Ambas selecciones comenzaron el encuentro con una reñida igualdad que les impidió cobrar más de dos goles de diferencia en el marcador, con ventaja inicial para los discípulos de Manolo Cadenas, que habían sido los primeros en anotar con un gol de Víctor Tomás. No estaban los polacos dispuestos a dejarse superar así que atajaron cualquier despegue de los hispanos desde los primeros compases. A los cuatro minutos, cuando los españoles ganaban por un solo gol (3-2) solicitaron su primer tiempo muerto.

Desde entonces, diferencias de un gol y repetición de empates, incluso cuando los polacos se quedaron con un jugador menos por la exclusión de Rojewski, al que los colegiados sancionaron con dos minutos por haberse adelantado en la cancha cuando aún no se había retirado el compañero al que iba a reemplazar.

El público celebró con especial festejo el décimo gol español con el que Aginagalde culminó una espectacular acción iniciada por el internacional asturiano Raúl Entrerríos, si bien a partir de ese instante logró Polonia colocarse por primera vez con ventaja al anotar el goleador Jurecki el 10-11. Los polacos aguantaron los últimos minutos hasta llegar al descanso sin concesiones, con una intensidad defensiva que llevaron al límite al rival, el vigente campeón del mundo que ha terminado retirándose al descanso con una derrota mínima (16-17).

Con la misma tónica se reanudó el partido, con Polonia -clasificada al igual que España para la cita mundialista- dispuesta a dar la sorpresa, aunque los jugadores de Cadenas, que introdujo numerosos cambios, ya lo consentirían. A los 10 minutos de la segunda parte, con los polacos con un jugador menos, Valero Rivera alcanzó un nuevo empate (22-22), cuando los españoles ya empezaban a sufrir la presión de verse en desventaja.

Algunas decisiones arbitrales protestadas por el banquillo español y algunos desaciertos en la culminación de las jugadas contribuyeron, junto a la eficacia visitante, al mayor despegue visitante (22-26) del periodo. Ese número pareció resultar fatídico para los polacos que encajaron un parcial de 6-0 que empezó con un tanto mágico de Dujshebaev, tres paradas prodigiosas del meta gallego Corrales y los tantos de Guardiola, Rocas y Aginagalde.

Esta reacción adquirió tintes de definitiva para el conjunto de Manolo Cadenas, que con el público entrenado, encarriló con ventajas cortas pero ya más cómodas la recta final de un encuentro en el que supo sufrir y reaccionar para acabar sumando un nuevo triunfo en la puesta a punto del Mundial 2015.

España fue campeona del Torneo Internacional de España, Noruega ocupó la segunda plaza y Polonia la tercera.

España llega invicta a Qatar
Comentarios