martes. 29.11.2022

La selección española tuvo que llegar a la serie de penaltis para ganar a Italia 7-6 el jueves en Fortaleza, clasificándose así para jugar la final de la Copa FIFA Confederaciones 2013 contra el anfitrión Brasil. España jugará la final del torneo el domingo en el estadio Maracaná de Rio de Janeiro ante los pentacampeones del mundo, que el miércoles vencieron a Uruguay por 2-1. Los dos perdedores jugarán por el tercer y cuarto puesto el mismo día, en Salvador de Bahía.

La tanda de penaltis llegó sin fallos hasta el séptimo lanzamiento, cuando el defensor de la Juventus Leonardo Bonucci envió el suyo por encima de la portería y el español Jesús Navas (Manchester City) marcó el siguiente.

Durante el partido Italia demostró un gran juego. El calor, del que tanto se habían quejado los jugadores por adelantado, acudió a la cita: 30º C y más del 80 por ciento de humedad a la hora de empezar. Llegar a la prórroga y a los penaltis fue un crimen.

Entre los asistentes al encuentro se encontraba la cantante Shakira, novia del central español Gerard Piqué.

El entrenador Vicente del Bosque retiró a David Silva (Manchester City) al principio de la segunda parte e hizo entrar al veloz extremo Navas, seguramente con el propósito de desencallar en ataque.

Más tarde, el centrocampista Juan Mata (Chelsea) sustituiría a Pedro. En Italia, Riccardo Montolivo sustituyó a Barzagli y Alberto Aquilani (Fiorentina) a Marchisio. Del Bosque exigió calma a sus jugadores, que escarmentados por los robos de balón sufridos en la primera parte querían acabar las jugadas lo antes posible.

En la prórroga Eduardo Giovinco salió por Gilardino y Del Bosque tomó la sorprendente decisión de retirar a su delantero centro, Torres, y enviar al centrocampista defensivo Javi Martínez (Bayern de Múnich) para asignarle la misma tarea.

La selección de España lleva más de tres años y 29 partidos oficiales sin conocer la derrota. Su último tropiezo fue ante Suiza 1-0, el 16 de junio de 2010, en el primer partido del Mundial de Sudáfrica, que acabaría ganando.

Los jugadores italianos portaron brazalete negro en recuerdo de Stefano Borgonovo, antiguo internacional italiano y delantero del Milán, Fiorentina y Udinese, fallecido a los 49 años por una esclerosis.

España vence a Italia en los penaltis y pasa a la final
Comentarios