jueves. 13.06.2024

David Ball, futbolista de 25 años de Fleetwood Town, que juega en la tercera división del fútbol inglés, se enfrenta por el premio Puskas 2015 de la FIFA al cuatro veces Jugador Mundial del año -Lionel Messi-, un ganador de la Liga de Campeones y la Copa Libertadores -Carlos Tévez-, y un ganador de la Copa Carli Lloyd-.

Por una única noche, los cuatro –y otros seis nominados– competirán por el premio al gol más bonito o más estéticamente grato a la vista del año, según informa el periodista Matías Grez en CNN en español.

"Solo estar entre esos nombres es fantástico", dijo Ball, quien fue pre-seleccionado por su sublime vaselina ante el Preston en marzo.

Para el británico "jugar fútbol en la League One de Inglaterra y poder ser reconocido entre tales nombres es fantástico". "Lo intenté un par de veces durante el entrenamiento. Logré esquivar a un par de jugadores y lo vi (al portero) fuera de su línea y fui por el ángulo más lejano... y, por suerte, me las arreglé para lograrlo", aseguró el futbolista.

La definición delicadamente lograda recordó el gol anotado por Eric Cantona para el Manchester United contra Sunderland en una victoria 5-0 en diciembre de 1996, y Ball dijo que la habilidad del francés le proveyó la inspiración para su esfuerzo.

"Hubo mucha (influencia de Cantona) porque es un gol muy icónico", dijo Ball, quien fue parte de la academia juvenil del Manchester City, pese a que nunca jugó para el club. "Ves a Beckham anotar desde la línea del medio campo y a las personas intentándolo ya que se considera un gol icónico", afirmó.

"Así que, para mí, lo he visto y pensé: 'Vamos a hacerlo e intentémoslo', y me las arreglé para lograrlo. Yo diría que ha sido el mejor de mis goles. Tomaría cualquier gol, pero ese fue uno especial para mí".

Ball enfrenta una dura competencia por el premio tan codiciado, incluyendo los magníficos esfuerzos individuales de los antes mencionados Messi y Tévez, así como el disparo de larga distancia de Lloyd en la final de la Copa Mundial de Mujeres.

El gol de Lloyd es la séptima vez que una mujer ha logrado entrar en la lista final para el Premio Puskas. El año pasado, el golazo de Stephanie Roche obtuvo el segundo lugar... el más alto lugar que haya logrado una mujer.

Un jugador de la tercera división inglesa planta cara a Lionel Messi