domingo. 23.06.2024

Tras una semana negra, FTX, una de las mayores empresas de criptomonedas del mundo, se declaró en bancarrota.

La plataforma de compraventa de divisas digitales se acogió este viernes al Capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos en busca de protección judicial, mientras encuentra alguna forma de devolver parte de los miles de millones de dólares perdidos por sus clientes.

Sam Bankman-Fried, fundador y consejero delegado de FTX, pidió disculpas por la difícil situación financiera de su empresa y anunció su renuncia.

En un comunicado, FTX aseguró que la declaración de bancarrota es la medida adecuada para gestionar los activos de la compañía y proteger los intereses de sus accionistas. El proceso afectará a unas 130 empresas afiliadas.

La empresa explicó que el objetivo de la bancarrota es "comenzar un proceso ordenado para revisar y monetizar activos en beneficio de todas las partes interesadas".

La caída en picada de la firma pone fin al caos de los últimos días que anticipaban un eventual colapso de la empresa.

Una de las mayores empresas de criptomonedas se declara en bancarrota