martes. 04.10.2022

Abogados en Emiratos instan a las mujeres de alto poder adquisitivo a realizar acuerdos prenupciales

La decisión final depende del juez, quien podría decidir que la parte más rica, independientemente de su sexo pague al otro
Una novia junto a unas amigas. (Cosmopolitanme.com)
Una novia junto a unas amigas. (Cosmopolitanme.com)

Los abogados de Emiratos Árabes Unidos aconsejan a las mujeres trabajadoras a obtener un acuerdo prenupcial para proteger sus activos en caso de divorcio. Por poco romántico que parezca, los expertos dicen que ven una tendencia en la que más mujeres pagan más pensión alimenticia que nunca a sus ex cónyuges. En las últimas décadas, la mayoría de los divorcios dieron como resultado que el hombre hiciera pagos a su ex esposa, pero los tiempos han cambiado.

Byron James, jefe de Expatriate Law, con sede en EAU, declaró que más mujeres ganan más que sus maridos y, en ausencia de un acuerdo prenupcial, se les pide que mantengan a los hombres, incluso después del divorcio. Un acuerdo prenupcial es un contrato escrito legalmente vinculante en el que una pareja decide cómo se dividirán los bienes o las deudas en caso de separación.

Sin un acuerdo prenupcial, el esposo o la esposa, el que gane más, tendrá que compartir la mayor parte del efectivo y los bienes que tanto le costó ganar con el otro. La decisión final depende del juez, quien podría decidir que la parte más rica, independientemente de su sexo y contribución al matrimonio, debe continuar manteniendo a su ex esposo o esposa.

James dijo que ha manejado varios casos en los que las mujeres se vieron obligadas legalmente a compartir más de la mitad de sus ingresos con sus ex maridos. El abogado agregó que actualmente representa a varias mujeres británicas expatriadas en Emiratos que no tienen un acuerdo prenupcial y se ven obligadas a compartir sus activos a través de procedimientos que se llevan a cabo en Inglaterra. También están obligadas a seguir con su apoyo económico a sus ex maridos.

“Hay un número cada vez mayor de nuestras clientas que son mujeres profesionales de éxito, que están empleadas o realizan trabajos gerenciales o dirigen sus propias empresas; son financieramente independientes por derecho propio y exitosas en sus trabajos”, manifestó el letrado al diario The National.

“También pueden haber sido las principales cuidadoras de sus hijos. Estas mujeres tienen maridos que no han contribuido de la misma manera, ni económicamente ni en el cuidado de los niños. En la mayoría de los países del mundo, un juez también analizará las necesidades de ambas partes. Eso significaría que la parte más rica apoyaría a la otra persona. Si un esposo no puede sostenerse financieramente después del divorcio, sin el apoyo económico de su esposa, entonces la mujer debe pagar dinero al esposo; ese dinero podría ser para la vivienda, un coche o simplemente para sus necesidades mensuales en lo que se llama una orden de pagos periódicos”, detalló.

Dio el ejemplo de una británica rica de unos 50 años que se casó con un hombre desempleado de la misma edad por no infringir las viejas leyes de EAU  que criminalizaban la cohabitación. Unos años después del matrimonio, el marido permaneció desempleado y no hizo contribuciones financieras. Tras el divorcio, argumentó que está desempleado y requiere apoyo económico por tiempo indefinido.

James concluyó que cuanto más tiempo permanezca casada una pareja, más tendrán para dividir, a veces incluso si eso significa compartir lo que compraron antes del matrimonio.

Abogados en Emiratos instan a las mujeres de alto poder adquisitivo a realizar acuerdos...
Comentarios