lunes 24/1/22

Los cambios realizados en la ley de familia de Emiratos Árabes Unidos en noviembre han tenido un impacto considerable en la forma en que las personas casadas se divorcian en el país.

Todos los expatriados ahora pueden solicitar las leyes del país donde se celebró el matrimonio para aplicar a su divorcio, y la mayoría de las parejas que se separan ahora eligen esta opción, según los abogados.

Los cambios benefician más a las personas menos ricas, dijo Hassan Elhais, consultor que dirige el equipo legal de Al Rowaad Advocates en Dubai. "Hemos visto mucha demanda de expatriados que solicitan aplicar la ley de su país de origen; muchos, muchos clientes tienen casos en proceso".

"En su mayoría, son las mujeres las que buscarían aplicar las leyes del lugar de celebración del matrimonio, a menos que exista un escenario excepcional. Por lo general, la parte adinerada intentará evitar la aplicación de la ley extranjera porque la división de activos está prevista en ella".

Leyes personales y familiares se revisaron en Emiratos en noviembre, incluidos los estatutos que rigen el divorcio y la herencia. Los abogados de familia señalaron que los ajustes significan que las parejas ahora pueden usar la ley extranjera para dividir activos y solicitar manutención conyugal y custodia compartida, opciones que no están disponibles bajo la ley local.

Alexandra Tribe, abogada internacional de divorcios de Expatriate Law, dijo que los cambios habían mejorado el sistema legal. "Una pareja inglesa que vive en EAU, que está casada en Inglaterra, puede buscar aplicar la ley inglesa a su divorcio", dijo Tribe, quien ejerció el derecho de familia en Emiratos durante nueve años y ahora vive en el Reino Unido.

"Esto tiene implicaciones de amplio alcance. Los tribunales de EAU pueden comenzar a dividir los activos matrimoniales, tal vez no las pensiones, sino los ahorros y las inversiones". En el pasado, las parejas tenían que hacer uso en gran medida de las leyes locales basadas en la Sharia. Podrían solicitar al tribunal que utilizara la ley extranjera para divorciarse, pero solo si ambas partes estaban de acuerdo. Si el caso se consideraba demasiado complicado, o había una demora en la traducción de los documentos al árabe, o la parte que paga tenía doble nacionalidad, el juez tenía la facultad discrecional de no aplicar la ley extranjera.

Los tribunales de Emiratos tampoco otorgaron automáticamente manutención del cónyuge a largo plazo a la esposa, sino que se limitaron a tres meses después del divorcio. La manutención infantil se considera un pago diferente y, según la ley de EAU, el padre es responsable de mantener al niño económicamente, incluso después del divorcio. Eso significaba que las parejas de expatriados tendían a divorciarse en su país de origen, pero eso no siempre era posible o preferible, detalló Tribe.

Uno de los elementos más difíciles de decidir un divorcio tiende a ser la división de activos. La parte adinerada podría intentar ocultar sus activos para evitar dividirlos. Ahora que las parejas de expatriados pueden usar la ley extranjera para divorciarse en EAU, es menos probable que esto suceda, concluyó Tribe.

El divorcio de expatriados cambia tras la reciente reforma legal de Emiratos
Comentarios