miércoles. 12.06.2024

El ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Emiratos Arabes Unidos aseguró este miércoles que el mundo árabe debe unirse bajo el liderazgo saudita-egipcio para combatir las influencias iraníes y turcas en la región. "El mundo está en un callejón sin salida, y la solución es cooperar frente a las ambiciones regionales que lo rodean", escribió Anwar Gargash en Twitter.

"El enfoque sectario y partidista no es una alternativa aceptable. El mundo árabe no estará dirigido por Teherán o Ankara. La competencia geoestratégica que tiene lugar en la región requiere una unidad árabe fortalecida con Riad y El Cairo como su pilar".

Arabia Saudita e Irán se han mantenido durante décadas en lados opuestos de los conflictos en Medio Oriente, incluso en Yemen y Siria, donde milicianos de Hezbollah respaldados por Irán luchan junto a fuerzas leales al presidente sirio Bashar Al Assad.

Otro punto de discordia son los lazos estrechos de Ankara con Teherán y el apoyo a Qatar, que Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto han boicoteado por las acusaciones de que apoya el extremismo en la región. Irán dio la bienvenida a la negativa de Doha a cumplir con las demandas del cuarteto árabe y le abrió sus rutas comerciales y de espacio aéreo.

Los cuatro países árabes se mantienen firmes en su decisión de boicotear a Qatar, diciendo que están dispuestos a restablecer las comunicaciones con Doha sólo si se adhiere a los acuerdos regionales e internacionales y las demandas y principios que han emitido.

Hasta el momento, Doha se ha negado a cumplir las 13 demandas del cuarteto, que incluyen el cierre del canal de noticias Al Jazeera, propiedad de Qatar, que según el cuarteto brinda una plataforma para extremistas y disidentes, y el cierre de una base militar turca permanente en el país. 

Apenas unas semanas después de que se anunció el boicot el 5 de junio, Turquía agilizó un acuerdo de cooperación militar con Qatar y desplegó tropas para tomar posición en la que es su primera base permanente en el Golfo desde la caída del Imperio Otomano.

Las declaraciones de Gargash también siguen a la visita del presidente turco Recep Tayyip Erdogan a Sudán, donde los dos países acordaron construir un puerto en el Mar Rojo para dar servicio a barcos civiles y militares, según la agencia de noticias estatal turca Anadolu.

EAU asegura que el mundo árabe no será liderado por Irán y Turquía