domingo. 25.09.2022

EAU es parte integrante del consenso árabe sobre el conflicto palestino-israelí

El ministro emiratí de Exteriores aboga por líneas abiertas de comunicación con Israel
El ministro de Estado de Asuntos Exteriores de EAU, Anwar Gargash. (WAM)
El ministro de Estado de Asuntos Exteriores de EAU, Anwar Gargash. (WAM)

El ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos Anwar Gargash, reafirmó el apoyo de su país a una solución de dos estados al conflicto palestino-israelí, rechazando la anexión propuesta, pero también favoreció mantener comunicaciones abiertas con Israel.

Gargash señaló en una vídeo conferencia en el foro global del Comité Judío Americano este martes que la posición de EAU era "parte integral" dentro del consenso árabe. "EAU respalda una solución de dos estados, apoya las negociaciones y está en contra de la anexión".

Sus comentarios se producen dos semanas antes del esperado anuncio del Gobierno israelí de que anexará tierras ocupadas en Cisjordania y el Valle del Jordán.

Pero Gargash abogó por líneas abiertas de comunicación con Israel, a pesar de los desacuerdos en política. "En 70 años se ha demostrado que la ruptura total ha aumentado la animosidad con Israel, en mi opinión", dijo, refiriéndose al prolongado boicot árabe a Israel desde 1948. “No tener estas líneas solo ha radicalizado la región y lo que fue posible lograr en 1948 se volvió muy difícil de lograr en 1967. Y lo que fue posible lograr en 1967 se volvió muy difícil en los años ochenta".

En 1948 y 1967, el mundo árabe libró grandes guerras con Israel y no fue sino hasta 1977, bajo el ex presidente egipcio Anwar Sadat, que comenzaron las negociaciones. "Egipto logró muchos de sus objetivos a través de negociaciones", dijo Gargash. "Vemos que las negociaciones y tener líneas de comunicación abiertas producirán mejores resultados para nosotros y para Israel ... Queremos ver una región más estable, que pueda resolver sus problemas sobre la mesa de negociaciones".

Gargash declaró al moderador Jason Isaacson que Emiratos Árabes Unidos no fue "pionero" en la apertura de comunicaciones con Israel, nombrando a varios países regionales que lo han hecho en las últimas cuatro décadas. Si nos permite ver la escena regional, la realidad es que países importantes tienen relaciones normales con Israel, como Turquía, Egipto y Jordania". Agregó que Qatar fue uno de los primeros de la región en tratar de normalizar las relaciones con Israel. Culpó a la radicalización en la región de la inestabilidad y la regresión.

Gargash habló sobre el establecimiento de la primera sinagoga de EAU y la historia del país en tolerancia interreligiosa. "Jason, crecí en un pequeño puerto que ahora es la ciudad de Dubai", dijo. "Desde que era niño teníamos una iglesia, un templo hindú ... este es el país del que venimos". Además, el ministro emiratí enfatizó la necesidad del compromiso estadounidense en Oriente Medio, independientemente de quién gane las elecciones el 3 de noviembre. "Siempre hemos buscado a Estados Unidos como nuestro principal y más importante aliado estratégico", dijo. "Queremos ver a un Estados Unidos involucrado en la región". “El compromiso no significa que queremos que Estados Unidos pelee nuestras guerras, o que se involucre en diferentes altercados. El compromiso estadounidense es más que militar, es comercio, inversión y poder blando".

El ministro emiratí hizo hincapié en la necesidad de comprometerse con Irán. "No queremos ver ninguna guerra contra Irán en nuestras fronteras". Gargash espera que Teherán acepte entablar negociaciones y aborde las preocupaciones regionales sobre su programa de misiles y sus poderes. A largo plazo, el funcionario abogó por una nueva estructura regional que involucraría a Irán."Necesitamos un proceso que cree una zona de estabilidad y prosperidad de la que Irán pueda ser parte", dijo. "En este momento es difícil".

Los países árabes están cada vez más preocupados por la anexión israelí. Este martes, el rey Abdullah II de Jordania advirtió en una conferencia telefónica con líderes regionales que cualquier intento israelí de anexar tierras en Cisjordania era inaceptable y socavaba las perspectivas de paz y estabilidad en la región. Además, "subrayó la importancia de establecer un estado palestino independiente, soberano y viable en las líneas del 4 de junio de 1967, con Jerusalén Oriental como su capital".

El viernes, Yousef Al Otaiba, embajador de los EAU en Estados Unidos, hizo su primer discurso directo al público israelí en un artículo de opinión en el periódico de alta circulación Yedioth Ahronoth . En la nota, Al Otaiba, también ministro de Estado, alertó que una anexión planificada de Cisjordania ocupada y el Valle del Jordán sería un impedimento importante para la esperanza de Israel de establecer vínculos con el mundo árabe y la estabilidad de Jordania.

EAU es parte integrante del consenso árabe sobre el conflicto palestino-israelí
Comentarios