jueves 27/1/22

EAU realiza 95 operaciones de siembra en la nube en el primer trimestre de 2020

Un funcionario destacó la infraestructura de vanguardia del país
Un avión para la siembra de nubes en Abu Dhabi. (Fuente externa)
Un avión para la siembra de nubes en Abu Dhabi. (Fuente externa)

El Centro Nacional de Meteorología de Emiratos Árabes Unidos (NCM) reveló este domingo que ha llevado a cabo 95 operaciones de siembra de nubes en todo el país en el primer trimestre de 2020, utilizando un total de 2.171 bengalas producidas por la Fábrica de Mejora del Clima de Emiratos del NCM (Emirates Weather Enhancement Factory).

Las operaciones de siembra en la nube del NCM demuestran la importancia que Emiratos Árabes Unidos otorga a los recursos hídricos sostenibles mediante el fomento de la investigación y la innovación en tecnologías relacionadas con el agua.

Con una precipitación promedio de 100 mm por año, EAU se encuentra entre los países con más escasez de agua a nivel mundial, y su ambicioso programa de mejora de la lluvia tiene como objetivo incrementar los niveles anuales de precipitación en un esfuerzo por mejorar la seguridad del agua del país mediante el aumento de sus recursos estratégicos de agua subterránea.

Abdulla Al Mandous, director del NCM declaró que "Emiratos Árabes Unidos ha sido un precursor en la adopción de tecnologías de mejora de la lluvia en la región".

"Para lograr los objetivos del Programa de Investigación de EAU para la Ciencia de la Mejora de la Lluvia (UAEREP) el NCM ha desarrollado una amplia red de socios locales e internacionales", explicó.

Al Mandous destacó la infraestructura de vanguardia del NCM, junto con excelentes capacidades de investigación y desarrollo que han ayudado al programa a consolidar su posición importante en la investigación de siembra de nubes y atraer a los principales científicos e instituciones de investigación especializados.

Además, la Fábrica de Mejora del Clima de Emiratos ha permitido que el Centro produzca bengalas de alta calidad para usar en sus operaciones de siembra de nubes, agregó.

El NCM confía en sus operaciones de siembra de nubes a través de una sofisticada red de radares que monitorean la atmósfera del país durante todo el día y proporcionan datos sobre nubes. Un equipo de pilotos y técnicos con base en una sala de operaciones del NCM analiza estos datos y lleva a cabo operaciones de siembra de nubes con alta precisión y eficiencia si detectan nubes "apropiadas".

El éxito de la siembra en la nube requiere operaciones y procedimientos estadísticos avanzados, mediante los cuales la visibilidad de la nube se evalúa a través del análisis de datos de al menos 150 cúmulos. Los cúmulos son nubes separadas, individuales, en forma de coliflor que generalmente se ven en condiciones de buen tiempo. Todas las nubes cúmulos se desarrollan como resultado de la convección, y se extienden a alturas de base de 1.000 metros, con un ancho de hasta un kilómetro.

Estas nubes se siembran utilizando un método estadístico aleatorio que implica el estudio de los cambios físicos y dinámicos ocurridos en la nube antes y después del proceso de siembra por expertos especializados. El primer estudio se llevó a cabo en el país en 2004 e indicó que la mejora de la lluvia puede estimular las nubes en diversos grados dependiendo de las condiciones climáticas.

EAU realiza 95 operaciones de siembra en la nube en el primer trimestre de 2020
Comentarios