sábado. 24.02.2024

La economía de Emiratos Árabes Unidos creció aproximadamente un 8,2% en el primer trimestre, impulsada por una mayor producción de petróleo, informó este miércoles el Banco Central del país.

Se espera que el producto interno bruto (PIB) real crezca un 5,4% este año y un 4,2% el próximo, señaló el Banco Central. Aunque existe una alta probabilidad de un crecimiento más fuerte debido a una mayor producción de petróleo y al compromiso del Gobierno de duplicar el tamaño del sector manufacturero para 2031. El PIB de hidrocarburos aumentó un estimado del 13% en el primer trimestre, cuando la producción de petróleo promedió 2,95 millones de barriles por día.

“Los impactos en la oferta y la demanda mundial de petróleo han reforzado el precio del crudo. Dependiendo de la evolución de la actividad económica mundial, las expectativas de recesión y las tensiones geopolíticas, puede haber espacio para una mayor oferta de petróleo para equilibrar los mercados y estimular el crecimiento mundial”, alegó la entidad.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunió con los líderes del Golfo en Arabia Saudita el fin de semana pasado para tratar de asegurar compromisos para una mayor producción de petróleo mientras intenta controlar la inflación en casa. Arabia Saudita y Emiratos Árabes se encuentran entre los pocos productores que tienen una capacidad adicional considerable.

Se espera que el PIB petrolero de Emiratos crezca un 8% este año y un 5% en 2023. El PIB no petrolero aumentó un 6,1% en el primer trimestre y se prevé que crezca un 4,3% en 2022 y un 3,9% en 2023, sostuvo el Banco Central.

La inflación se proyectó en 5,6% para 2022. Alcanzó el 3,4% en el primer trimestre respecto al año anterior, frente al 2,3% de inflación anual en el cuarto trimestre y al 0,6% en el tercer trimestre de 2021.

“El precio más alto del combustible tendrá un impacto significativo en el coste del transporte y, por lo tanto, en la inflación general. Esto también es válido para los alimentos que se están disparando a nivel mundial, con consecuencias inevitables para EAU". 

Emiratos Árabes es el único país del Golfo Arábigo que no tiene un precio tope para el combustible y, al igual que sus vecinos, importa la mayor parte de sus alimentos. La inflación del transporte -con un peso del 12,7% en la canasta de consumo- se disparó un 22% en el primer trimestre.

Por otro lado, los precios medios de las propiedades residenciales en Dubai aumentaron un 11,3% en el primer trimestre. Las ventas sobre plano crecieron un 94,6% en el trimestre, mientras que las ventas en el mercado secundario aumentaron un 76,1%. “Las presiones al alza sobre la inflación resultarían con salarios y rentas más altas. Como resultado, la demanda interna aumentará y podría ejercer más presión sobre los precios, especialmente sobre los bienes no transables como las rentas”, alegó el Banco Central.

Se pronostica que el impacto de la inflación importada se mitigue ya que el dirham emiratí está vinculado al dólar estadounidense, concluyó la entidad..

La economía de Emiratos Árabes crece un 8,2% en el primer trimestre
Comentarios