lunes. 26.09.2022

Emiratos Árabes intensifica el proyecto de siembra de nubes para aumentar las lluvias

Los científicos utilizan una técnica de modificación del clima que tiene lugar en la base de la nube utilizando materiales higroscópicos
siembra de nubes
El país ha estado a la vanguardia de la ciencia de mejora de la lluvia. (Centro Nacional de Meteorología de EAU)

Los científicos están intensificando los programas de siembra de nubes en Emiratos Árabes Unidos para fomentar la lluvia y abordar la escasez de recursos hídricos naturales, ya que la tecnología puede ayudar a aumentar las precipitaciones anuales hasta en un 25 por ciento.

Durante 22 años, el país ha estado a la vanguardia de la ciencia de mejora de la lluvia con el fin de aumentar la precipitación anual en su clima árido, manifestó a Al Arabiya English Omar al-Yazeedi, director de Investigación, Desarrollo y Capacitación en el Centro Nacional de Meteorología, que es el grupo de trabajo detrás del programa de siembra de nubes del país.

Al explicar la tecnología que se utiliza, manifestó que no se trata simplemente de enviar aviones al cielo para inyectar partículas químicas en las nubes. Los científicos utilizan una técnica de modificación del clima que tiene lugar en la base de la nube utilizando materiales higroscópicos. “Estos materiales, como la sal (cloruro de sodio, cloruro de potasio), son trasladados por corrientes ascendentes hacia el centro de la nube, que comenzarán a activar el proceso de condensación, donde el vapor de agua en la nube comienza a condensarse".

"Estos materiales también adsorben las pequeñas gotas de las nubes y las reúnen, lo que las convierte en gotas de nubes más grandes, lo que mejorará los procesos de colisión y coalescencia para ayudar a las gotas a aumentar su tamaño, lo que dificulta que permanezcan suspendidas". Eventualmente, estas gotas de nubes comenzarán a caer debido a su mayor peso en la parte cálida de la nube, según al-Yazeedi. "Por lo tanto, las operaciones de siembra de nubes tienen como objetivo aumentar tanto la cantidad de lluvia como su duración".

Las operaciones de siembra de nubes de Emiratos comenzaron en 1990 y se desarrollaron en cooperación con organizaciones internacionales, incluido el Centro Nacional de Investigación Atmosférica en el estado estadounidense de Colorado y la agencia espacial estadounidense NASA.

“Aunque Emiratos Árabes no tiene una deficiencia de agua dulce, debido a la disponibilidad de varias plantas desalinizadoras, sufre de manera crucial la escasez de recursos hídricos naturales como la lluvia”, explicó al-Yazeedi. “Entonces, el Gobierno con visión de futuro de EAU se comprometió a encontrar soluciones alternativas de agua, como la siembra de nubes, que es administrada por el Centro Nacional de Meteorología (NCM)”.

Métodos de siembra de nubes

NCM utiliza dos metodologías diferentes, una por avión y otra que libera partículas contra el viento de una nube sobre una región montañosa.

“En primer lugar, hacemos siembra de nubes con aviones en la base de la nube”, dijo. “El otro método es la siembra de nubes a través de generadores terrestres que se colocan en la cima de las montañas, lo que produce corrientes ascendentes desde el generador terrestre hasta la base de la nube”. Al-Yazeedi también dijo que la operación se controla a distancia a través de las operaciones terrestres del NCM.

Cuando se trata de elegir una ubicación para la siembra de nubes en Emiratos, las operaciones las dictan los expertos que examinan la formación de nubes y buscan las que puedan manipularse más fácilmente. "Las operaciones de siembra de nubes en el país se llevan a cabo en función de la disponibilidad de nubes manejables... estas nubes suelen tener forma apilada y cumuliformes (tienen una gran extensión vertical) acompañadas de buenas corrientes ascendentes que necesitan llevar los materiales de siembra a lo alto".

Siembra de nubes en verano

El verano suele ser la temporada más activa para las misiones de siembra de nubes, dijo al-Yazeedi. “Durante el estío, experimentamos una alta frecuencia de acumulación de nubes específicamente sobre la región oriental por las montañas”, explicó, y agregó que los beneficios de la siembra de nubes son múltiples.

“La ciencia y la tecnología de mejora de la lluvia ofrecen un gran potencial para aliviar la sequía al aumentar la seguridad del agua”, dijo. "También hay beneficios económicos potencialmente significativos por la siembra de nubes". “Por ejemplo, las operaciones de siembra de nubes son mucho menos costosas que la desalinización del agua de mar. Al mejorar los niveles de lluvia, también podemos recargar los acuíferos y subterráneos naturales y también aumenta el volumen de agua de lluvia recolectada en las presas y capturada por los embalses”.

Según un estudio realizado por el Centro Nacional de Meteorología y NCAR, las operaciones de siembra de nubes en EAU pueden aumentar las precipitaciones entre un 10 y un 15 por ciento en una atmósfera turbia y hasta un 25 por ciento en una atmósfera limpia, sostuvo al-Yazeedi. Mientras tanto, otro beneficio de la siembra de nubes es que tiene pocas desventajas.

“Durante las operaciones de siembra de nubes, el NCM utiliza sales naturales respetuosas con el medio ambiente (como el cloruro de sodio y el cloruro de potasio) que ya abundan en la atmósfera”, dijo. “No hay evidencia de que tales materiales tengan un impacto negativo en el medio ambiente”. Según el director, las operaciones de siembra de nubes no alteran los patrones climáticos naturales, ya que intentan aumentar la producción de lluvia de las nubes de forma natural.

El programa de siembra de nubes de EAU, en auge

Por su parte, Alya al-Mazrouei, directora del Programa de Investigación para la Ciencia de la Mejora de la Lluvia de EAU, declaró que el programa de siembra de nubes emiratí seguirá creciendo y desarrollándose con la última tecnología, con una ciencia de mejora de la lluvia más avanzada que se implementará en todo el país. 

La mejora incluirá el uso de drones y vehículos no tripulados en proyectos de siembra de nubes, para reforzar las crecientes necesidades de agua en el país. “Los logros alcanzados por el Centro Nacional de Meteorología a través del Programa de Investigación para la Ciencia de la Mejora de la Lluvia de  EAU han sentado una base sólida para futuras investigaciones en la ciencia de la mejora de la lluvia”, afirmó la funcionaria.

“Confiamos en que el programa continuará con el apoyo de los investigadores más destacados y los proyectos innovadores que avanzan y lideran el desarrollo de la ciencia de mejora de la lluvia en los años venideros”.  “Esto garantizará la continuidad de la ciencia de mejora de la lluvia al tiempo que se emplean las últimas tecnologías, como la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático, para abrir nuevos caminos en la siembra de nubes y mejorar los suministros de agua futuros en todo el mundo”.

Hay proyectos futuros en marcha para “hacer frente a la creación de corrientes ascendentes artificiales para inducir la lluvia; observación dirigida, siembra a través de vehículos aéreos no tripulados y enfoques numéricos experimentales avanzados para mejorar la lluvia”, concluyó.

Emiratos Árabes intensifica el proyecto de siembra de nubes para aumentar las lluvias
Comentarios