sábado. 25.05.2024

El próximo 2 de diciembre Emiratos Árabes Unidos (EAU) celebrará su Día Nacional. Este año lo presidirá su Alteza el jeque Mohammed bin Zayeb Al-Nahyan, presidente del país y gobernante de Abu Dhabi, que sustituye a su hermano, su Alteza el jeque Jalifa bin Zayeb Al-Nahyan, fallecido hace unos meses. En mayo de 2022 el Consejo Supremo de Emiratos, máximo, órgano de gobierno, nombró a Mohammed bin Zayeb Al-Nahyan presidente de EAU, convirtiéndose así, el pasado 14 de mayo, en el tercer gobernante del país desde que fuera fundado en 1971.

Junto a los gobernantes de los siete emiratos que conforman el país, su Alteza trabaja para hacer funcionar los mandatos de la Constitución que rige EAU, una monarquía constitucional, federal, electiva y presidencial.

  1. Desarrollo global y sostenible
  2. El destacado papel de la mujer
  3. Contra todo extremismo
  4. La causa palestina e Israel
  5. La cuestión de las islas Abu Musa
  6. Tráfico de armas, los hutíes y Yemen
  7. Diplomacia y diálago
  8. La educación, lo primero

Con una economía diversificada y una población cercana a los 10 millones de personas, (Banco Mundial, 2021), su Alteza Mohammed bin Zayeb Al-Nahyan, aún contando con un gran prestigio internacional y currículum excelentes, ha de conducir el país sorteando los envites que ha traído consigo este siglo XXI y trabajar para establecer las nuevas herramientas que deberán construir un futuro más seguro, sostenible y próspero para sus ciudadanos al tiempo que fortalecer los lazos con países e instituciones internacionales.

Desarrollo global y sostenible

Este mes de noviembre en Sharm Al Sheikh, Egipto, en el marco de la 27 sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, su Alteza Mohammed bin Zayeb Al Nahyan resaltó las iniciativas de EAU en pos de contener el cambio climático poniendo el acento en los esfuerzos y apuesta de todos los gobernantes del país por el diálogo, la no confrontación y la búsqueda de soluciones y coaliciones que impulsen un desarrollo global y sostenible.

En su discurso reveló que el país trabaja para buscar una propuesta estratégica tal que neutralice los cambios del clima a finales del 2050, haciendo referencia al proyecto Masdar, creado en 2006, y que promueve la inversión en energías renovables, la investigación y tecnología y el desarrollo urbano sostenible, subrayando que EAU, en línea con la visión del difunto jeque Jalifa, desde 2008 trabaja para cumplir los objetivos de Desarrollo Sostenible estimulando la actividad económica no solo en energías renovables sino también en sectores como la seguridad alimentaria e hídrica, biotecnología y robótica. Terminó invitando a todos los líderes del mundo a la próxima cumbre, COP28, que se celebrará en EAU.

la ministra de Cambio Climático y Medio Ambiente de EAU, Mariam Almheiri
La ministra de Cambio Climático y Medio Ambiente de EAU, Mariam Almheiri, durante una comparecencia pública. (WAM)

A la COP27 también asistió la ministra de Cambio Climático y Medio Ambiente de EAU, Mariam Almheiri, encargada de la gestión de COP28. Dentro de las reuniones que se llevan a cabo para organizar el año que viene dicha conferencia de la ONU, la ministra participó en un encuentro que abordó uno de los grandes retos y problemas a los que se enfrenta la humanidad por el cambio climático, la transformación de los sistemas agroalimentarios mundiales. 

Mariam Almheri, junto a representantes de más de 30 organizaciones; Banco Mundial, Fundación Bill & Melinda Gates, FAO, Fondo Verde del lima, ONU, Global Dairy Platform, Word Economic Forum, Bayer, Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), debatió ideas e intercambió propuestas sobre los mecanismos financieros e incentivos a ejecutar para que llegue a buen puerto dicha transformación. A los asistentes ofreció "diálogo para avanzar en los próximos meses en el establecimiento de nexos concretos entre los sistemas agroalimentarios y la acción climática". 

El destacado papel de la mujer

El presidente de EAU es un gobernante de indiscutible carisma, culto, buen gestor, gran diplomático, amante de los acuerdos y el diálogo, cumplidor de los mandatos de la Constitución. Algunos medios occidentales lo han señalado como "feminista", siendo que en 2018 su antecesor, Jalifa bin Zayeb Al-Nahyan, emitió un decreto por el que el 50% del Consejo Nacional Federal tendría que estar ocupado por mujeres, aunque bien es verdad que su defensa en el empoderamiento de la mujer es notorio: dio la bienvenida a las primeras mujeres bomberas emiratíes y a una delegación de mujeres oficiales que se preparaban para las operaciones de Paz de Naciones Unidas en el Programa Militar y de Mantenimiento de la Paz para mujeres árabes y fue el responsable de organizar y conseguir que las autoridades de EAU y Paquistán colaboraran en el traslado al Reino Unido de Malala Yousafzai, premio Nobel de la Paz en 2014, salvándole así la vida.

Contra todo extremismo

La política emprendida por su Alteza Mohammed, aunque sigue los pasos de sus antecesores se caracteriza por fraguar vínculos en todos los niveles, con una política exterior activa, en contra de todo extremismo, y teniendo siempre grabado el carácter caritativo que tan bien le define.

En líneas generales, tanto su política como la estrategia de EAU pueden resumirse en el discurso que Reem bint Ibrahim Al Hashimy, ministra de Estado de Cooperación Internacional de EAU, pronunció en la 77 Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

"A lo largo de las décadas pasadas el mundo árabe y África vivieron la parte principal de las crisis, fueron lecciones difíciles pero que han sido importantes, aprendimos a vencerlas a través de soluciones diplomáticas, con diálogo para rebajar la tensión, contenerla y aspirar a que no surjan nuevos puntos de conflicto, pero sobre todo para combatir a las corrientes radicales", señaló la ministra.

La causa palestina e Israel

Uno de los temas claves que puso en el punto de mira a EAU al final del mandato del fallecido presidente Jalifa bin Zayeb fue la normalización de las relaciones con Israel, una decisión que puso en jaque al país y preocupó a distintos mandatarios y sectores al considerar que ese paso era una "traición" a la causa palestina, aunque lo cierto es que la aportación tanto económica como moral de EAU durante décadas ha sido, y sigue siendo, millonaria y solidaria con la Causa Palestina.

La ministra dejó muy claro en su discurso la política del país al respecto: "Insistimos en nuestra postura firme que consiste en crear el estado palestino con las fronteras del 4 de junio de 1967, con su capital en Al Quds oriental, según las resoluciones de la ONU. De hecho apoyamos la postura de Israel en estos momentos y su discurso, desde esta tribuna, de apostar por la visión de dos estados". La causa palestina seguirá estando en la agenda política de EAU.

La cuestión de las islas Abu Musa

También abordó la ocupación de Irán de las islas Abu Musa, Tumb Mayor y Tumb Menor. Señaló que EAU ha dejado muy claro que quiere poner fin a este conflicto pero todos los intentos de solucionarlo con Irán de forma pacífica han fracasado, por lo que ha hecho un nuevo llamamiento al gobierno de Teherán para negociar.

El tráfico de armas en zonas enfrentadas es también un eje de la política de Emiratos. La ministra mostró el interés del país por ponerle fin señalando que todo tipo de armamento, pero sobre todo el más sofisticado, facilita el que grupos terroristas puedan atacar objetivos más alejados elevando así su peligrosidad y la inestabilidad de regiones enteras.

Tráfico de armas, los hutíes y Yemen

"Hay que buscar nuevas estrategias y renovar la actual con el fin de evitar que los terroristas posean cualquier tipo de armas modernas o tecnología avanzada", dijo en clara referencia a los ataques de los hutíes (Yemen) contra la capital de EAU, Abu Dhabi, y Arabia Saudí, y señaló que la apuesta de EAU es firme en el "respeto a las leyes internacionales, sobre todo en la protección de la paz, seguridad internacional y conseguir un mundo libre de armas de destrucción masiva, sobre todo en Oriente Medio y Corea, así como apoyar cualquier iniciativa que inste al dialogo para tratar los conflictos regionales e internacionales".

Reem bint Ibrahim Al Hashimy, ministra de Estado de Cooperación Internacional de Emiratos Árabes Unidos durante su intervención en la ONU este viernes. (WAM)
Reem bint Ibrahim Al Hashimy, ministra de Estado de Cooperación Internacional de Emiratos Árabes Unidos, interviene en la ONU. (WAM)

Hay que señalar que desde la fundación del país la política exterior de EAU siempre ha estado dirigida a salvaguardar la seguridad en la navegación marítima, sobre todo en Bab al-Mandab (Estrecho de Mandab), donde se concentra el grueso del transporte marítimo, es la "estrategia o diplomacia de los canales". 

Los repetidos ataques de Irán y de varias milicias de su entorno en esa vía han hecho que el presidente Mohammed, en un tiempo récord, priorice su política exterior y sus objetivos en pos de la disuasión y pacificación de la zona.

Diplomacia y diálogo

Mohamed bin Zayeb Al Nahyan fue jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de EAU desde 1993 al 2005. Posteriormente fue nombrado comandante supremo adjunto de las FFAA del país. Su mandato al frente de las mismas ha elevado el prestigio de Emiratos por las intervenciones militares en las que ha participado en apoyo a países aliados y sobre todo actuando en la zona de los canales. EAU ha enviado fuerzas especiales y de apoyo a las ciudades costeras del Estrecho de Ormuz con el fin de evitar serias amenazas, e incluso el cierre de dicho estrecho. Desde que se graduó en la Real Academia Militar de Standhurst (Gran Bretaña), siempre ha defendido que aunque hay que ser pragmáticos, la diplomacia, el diálogo y respeto de los tratados son las vías prioritarias para la solución de los conflictos. 

En su discurso en la ONU, Reem Al Hashimy señaló que la propuesta de EAU a esta época tan convulsa es la de ofrecer su eslogan de trabajar para la paz en el marco de un nuevo orden mundial aperturista basado en una red fuerte de relaciones internacionales que den lugar a nuevos procesos de cooperación en la economía, el desarrollo sostenible, la tecnología  e investigación científica, pero también señaló que el país debe seguir sus "procesos humanitarios, diplomáticos, de apoyo al desarrollo de los pueblos que viven las crisis y catástrofes, y hacerlo sin mirar religión, raza, política o cultura".

La educación, lo primero

Desde antes de la llegada a su cargo de presidente de EAU, su Alteza Mohammed bin Zayeb Al Nahyan ha llevado a cabo una política y estrategia volcada totalmente hacia una mayor apertura y apuesta por la aplicación de la tecnología para el bienestar social y desarrollo económico de la región. Su currículo brilla especialmente por el apoyo al sector de la educación donde ya desde su cargo como príncipe heredero y presidente del Consejo Ejecutivo de Abu Dhabi, en 2004, ha apostado por reforzar la enseñanza en todas las etapas. A fecha de 2021 todos los índices han mejorado, desde la tasa de escolarización a la de alfabetización en hombre y mujeres que es ya superior al 90% (2021, Banco Mundial). 

En amplios sectores es conocida su apuesta y habilidad para crear asociaciones con institutos y centros de todo el mundo. Sobresale su capacidad para transmitir seguridad y su acertada visión para apoyar sectores con gran potencial de futuro. El 2 de diciembre habrá muchas cosas que festejar en EAU. Él y los gobernantes de cada uno de los emiratos celebrarán la consolidación de sus instituciones y junto a los ciudadanos deberán trabajar y esforzarse para apuntalar todos los puentes construidos hacia el futuro

Hacia qué nuevo horizonte camina Emiratos Árabes Unidos