martes 25/1/22

Emiratos Árabes Unidos manifestó este martes que este año albergará el ejercicio de emergencia nuclear más complejo de la Agencia Internacional de Energía Atómica, un simulacro de 36 horas que se lleva a cabo cada tres o cinco años.

El ejercicio, que involucrará a más de 170 países, se llevará a cabo en la planta de energía nuclear de Barakah en el oeste de Abu Dhabi en la costa del Golfo, que se encuentra a unos 340 kilómetros de las costas iraníes.

El simulacro está diseñado para probar las respuestas y capacidades internacionales en caso de una emergencia nuclear grave.

"En el último trimestre de este año, EAU será el anfitrión de un ejercicio de emergencia internacional de la AIEA, que se llama ConvEx-3", informó a la agencia de noticias  AFP el representante permanente de EAU ante la AIEA, Hamad Al Kaabi. “Permite la participación de todos los países, más de 170 países incluidas naciones de la región”.

Conocido como el ejercicio de la Convención de nivel 3, es el ejercicio de emergencia de más alto nivel del OIEA.

Emiratos Árabes Unidos, el cuarto mayor productor de crudo del cartel de la OPEP, sin embargo, está gastando miles de millones en desarrollar suficiente energía renovable para cubrir la mitad de sus necesidades para 2050.

La planta de Barakah, la primera en el mundo árabe, se puso en marcha en agosto cuando las autoridades presionaron el botón en el primero de los cuatro reactores, y el segundo reactor recibió su licencia de funcionamiento este martes.

Cuando estén en pleno funcionamiento, los cuatro reactores generarán 5.600 megavatios, alrededor del 25 por ciento de las necesidades de electricidad de EAU.

Pero la región está lidiando con conflictos. A unos cientos de kilómetros al este, Irán se ha enfrentado a severas sanciones diseñadas para evitar que adquiera armas nucleares. Al sur, los rebeldes yemeníes han estado atacando a Arabia Saudita y sus instalaciones petroleras con drones y misiles.

Los hutíes de Yemen, respaldados por Teherán, han amenazado con atacar objetivos en  Emiratos Árabes Unidos, incluida la planta nuclear, por su participación en la guerra de Yemen de seis años. Pero Kaabi dijo que el sitio de Barakah está bien protegido.

Cuando se le preguntó si la planta es "inmune" a las amenazas externas, el funcionario emiratí dijo a la AFP que "cuando otorgamos la licencia, tomamos en consideración todos estos elementos, incluida la seguridad física, la ciberseguridad y la protección contra el sabotaje y cualquier amenaza potencial".

Emiratos Árabes Unidos acoge el simulacro de crisis nuclear más complejo del OIEA
Comentarios