viernes. 21.06.2024

Emiratos Árabes Unidos arremetió este sábado contra el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, después de que el líder israelí dijera que el Estado del Golfo podría participar en la ayuda a un futuro Gobierno en Gaza después de la guerra.

El prominente e influyente Estado del Golfo es uno de los pocos países árabes con relaciones diplomáticas oficiales con Israel, que ha mantenido durante la guerra de más de seis meses en Gaza, aunque las relaciones parecen haberse desgastado.

El ministro de Asuntos Exteriores emiratí, jeque Abdullah bin Zayed Al Nahyan, reprendió a Netanyahu en una publicación matutina en X, diciendo que Abu Dhabi denunció los comentarios del líder israelí.

"EAU subraya que el primer ministro israelí no tiene ninguna capacidad legal para dar este paso, y mi país se niega a involucrarse en cualquier plan destinado a proporcionar cobertura a la presencia israelí en la Franja de Gaza", dijo en una publicación árabe. 

El jeque Abdullah señaló que su país estaría preparado para apoyar un Gobierno palestino que satisficiera las esperanzas y aspiraciones de su pueblo, que, según dijo, incluían la independencia.

En una entrevista transmitida esta semana, Netanyahu declaró que Emiratos Árabes, Arabia Saudita y otros países posiblemente podrían ayudar a un Gobierno civil con los habitantes de Gaza en el enclave después de la guerra. Miembros destacados del Gabinete de Netanyahu rechazan la idea de un Estado palestino independiente y Netanyahu ha dicho que Israel necesitaría mantener el control de seguridad de Gaza después de la guerra.

Los palestinos esperan establecer un Estado independiente en la ocupada Cisjordania y Gaza, una aspiración que EAU apoya. Sin embargo, las fuentes han dicho que la relación de Abu Dhabi con Netanyahu se ha fracturado a causa de la campaña militar, y los funcionarios emiratíes ahora rara vez hablan con él.

Asimismo, EAU ha criticado frecuentemente a Israel por la guerra y el alto número de muertos civiles, aunque ha afirmado que las relaciones diplomáticas le han permitido llevar ayuda a la Franja de Gaza.

El jeque Abdullah niega que Emiratos Árabes vaya a ayudar a gobernar Gaza