sábado 29/1/22

Una española no puede salir de Dubai y nadie sabe el porqué

"No existe ningún impedimento legal para que Mercedes pueda salir del país", señalaron autoridades de Andalucía
Mercedes Cárdenas en el yate en el que trabajaba en Dubai. (Fuente externa)
Mercedes Cárdenas en el yate en el que trabajaba en Dubai. (Fuente externa)

Imagínese que llega al aeropuerto con su pasaporte en regla, su billete para el vuelo y su certificado de PCR negativo y las autoridades le impiden abordar. Ese ha sido el caso de la española Mercedes Cárdenas que lleva 33 días sin poder viajar de Dubai a Madrid sin causa aparente que lo impida según informó este lunes el diario MálagaHoy.

 La malagueña iba a viajar el 25 de noviembre pero la retuvieran en el control de Migración del aeropuerto de Dubai durante 14 horas y no la dejaron embarcar y hasta la fecha no ha podido abandonar Emiratos Árabes Unidos.

"Mercedes no tiene ningún documento oficial que explique el porqué, ni está detenida por ninguna causa. Solo sabe que tenía un contrato, y por tanto un visado, de dos años y que decidió dejar el empleo a los dos meses ante los múltiples incumplimientos del propietario del barco", explicó el diario.

La historia de Mercedes empezó cuando ella y su pareja abandonaron Marbella donde trabajaban en Puerto Banús para empezar un nuevo empleo en Dubai, él como capitán y ella como marinera de un yate en el emirato.

“Contabilizamos más de 50 averías, desperfectos y ausencia de material requerido para la navegación y la seguridad a bordo”, contó el novio de Mercedes, José Luis Sánchez, que sí pudo volar a Madrid.

“Nos encontramos con un barco que no tenía nada que ver con lo que nos contaron y nos obligaban a trabajar con todos estos impedimentos para la seguridad de los pasajeros, del propio barco y del puerto”, afirmó el patrón de barco.

"El yate no contaba con radar, ni luces de señales, ni carta de navegación, ni profundímetro, ni radio operativa, ni le funciona el timón, ni la hélice de proa, ni el medidor de combustible, entre otras muchas deficiencias".

“Hacíamos servicios charter, llevando una media de 50 personas a bordo, grupos de fiesta, despedidas de solteros, excursiones, nos obligaban a trabajar unas 17 horas diarias y a vivir en camarotes sin ventilación, sin aire acondicionado, sin lavadora ni cocina, en condiciones muy poco saludables”, aseguró Sánchez. 

“Ante eso decidí parar el barco y la empresa me amenazó, me dijo que tenía que seguir trabajando, así que lo denuncié a la autoridad marítima del país, que mandó a un inspector a las 48 horas y comprobó que todo era cierto, que no podíamos seguir navegando ni viviendo en esas condiciones”, detalló.

No obstante, la empresa les insistió en que tenían que navegar. “Como estábamos en el periodo de prueba, solicitamos al Ministerio de Trabajo cancelar el contrato y el propietario apareció con dos abogados y una patrulla de la Policía para echarnos a la calle sin pagarnos nada de noviembre”.

Fue por todo ello que decidieron volver a Málaga vía Madrid.

La Secretaría General de Acción Exterior de la Junta de Andalucía explicó que ha estado en contacto permanente con el Ministerio de Exteriores y las embajadas y que, según han podido verificar, por parte del propio departamento de emigración emiratí, "no existe ningún impedimento legal para que Mercedes pueda salir del país". 

Ante esta situación, la Secretaría de Acción Exterior ha solicitado con urgencia a la Embajada de Emiratos Árabes Unidos que un funcionario de la diplomacia española en Dubai "acompañe a Mercedes al aeropuerto para garantizar que pueda embarcar lo antes posible en un vuelo hacia España". 

Una española no puede salir de Dubai y nadie sabe el porqué
Comentarios