domingo. 14.07.2024

Utilizar el manos libres mientras se conduce pronto podría estar prohibido en Emiratos. El Ministerio del Interior está trabajando en nuevas regulaciones para limitar el uso de teléfonos inteligentes y otros aparatos electrónicos en los coches, según informa el diario Gulf News.

Un funcionario del Ministerio explicó que las nuevas regulaciones podrían prohibir a los conductores tanto las llamadas convencionales, como hablar por teléfono a través de auriculares Bluetooth mientras el vehículo está en movimiento.

El mayor Khalfan Saeed Al Naqbi, jefe de Planificación de Tráfico, declaró que varios estudios internacionales han demostrado que hablar por teléfono mientras se conduce desvía la atención del conductor, independientemente del dispositivo utilizado.

Añadió que, aparte de los teléfonos hay demasiados aparatos inteligentes utilizados por los usuarios de la carretera todos los días y los reglamentos son continuamente actualizados. Al Naqbi informó que los cambios se están discutiendo por los países del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC). Los países del CCG están estrechamente conectados por lo que es necesario contar con cambios a nivel regional", agregó.

"Hemos involucrado a los estudiantes universitarios, así como expertos en el tema para desarrollar una aplicación que bloqueará automáticamente el uso de móviles u otros dispositivos inteligentes, mientras una persona está conduciendo. También hemos intentado usar bloqueadores, pero no estamos convencidos si los emisores de interferencias pueden tener efectos adversos para la salud", añadió el funcionario.

El año pasado, sólo en EAU se produjeron 675 muertes en accidentes de tráfico, y el uso de los teléfonos móviles sigue siendo una de las mayores causas de los siniestros, sólo superada por el exceso de velocidad.

Según un estudio, un dispositivo de manos libres legal hace que el conductor, tenga al menos cuatro veces más probabilidades de tener un accidente y tiene un efecto de retardo en la concentración de 15 minutos. El uso físico de los teléfonos inteligentes hace que el conductor tenga hasta 22 veces más probabilidades de causar un accidente y es hasta tres veces más peligroso que la ingestión de bebidas alcohólicas.

Estudian prohibir la utilización del manos libres mientras se conduce en Emiratos