lunes. 26.02.2024

Dos colombianas, María Camila Cortés y Laura Palacios, ambas de 20 años, representarán a su país en el Concurso Saint-Gobain MultiComfort House de Dubai. Se enfrentarán a más de 60 países entre los que se encuentran España, Alemania, Kazajstán, Letonia, Lituania, Polonia, Rumania, Rusia, Serbia, Eslovaquia y Eslovenia.

Las estudiantes de sexto semestre del programa de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad del Norte compitieron en dos fases  iniciales del concurso y ahora se preparan para la etapa final. Los parámetros de la competición consisten en que los estudiantes deben proponer un conjunto de vivienda multifamiliar ubicado a la orilla de un canal de agua, acorde a las condiciones climáticas de Dubai y de sus aspectos arquitectónicos y de urbanismo. Además, deben utilizar los materiales de la firma francesa Isover Saint Gobain, organizadora del evento internacional.

Con esto, el concurso tiene como principal objetivo difundir el mensaje de la necesidad de integrar la eficiencia energética, el diseño sostenible y el concepto ‘multiconfort’ en el proceso de planificación y construcción de la arquitectura contemporánea.

La oportunidad de las colombianas surgió cuando fueron invitadas por la Universidad del Norte para participar en la competición interna el 12 de abril. En esta, con su proyecto sostenible de un edificio residencial de 11 pisos con forma de duna resultaron victoriosas –luego de competir contra ocho grupos– y pudieron representar a la Uninorte en la fase nacional de la versión XlV del concurso, que tuvo lugar en la Universidad Javeriana, en Bogotá.  Allí, cinco días después, se enfrentaron con la Universidad de los Andes, donde finalmente fueron elegidas para viajar a Dubai el próximo 10 de mayo para representar al país junto al docente y tutor del proyecto, Antonio Olmos. 

México y Colombia son los únicos países que enviarán representantes de Latinoamérica a este concurso. 

“Hicimos el proyecto en dos meses. Fue un proceso extracurricular en el que nos ayudó mucho nuestro tutor en los planos, corrección y diseño”, mencionó María Camila.  

“La idea era llegar a un proyecto sostenible, alcanzar diversos valores de eficiencia energética, evitar el sobrecalentamiento, entre otras cosas. Sabiendo esto, partimos del concepto de las dunas y el desierto porque la naturaleza tiene la manera más eficiente de hacer las cosas(…) el viento, que es un factor determinante en el clima de Dubai, reorganiza la arena para fluir más fácilmente”, contó Laura. 

Es por eso que su edificio es de esta forma, “porque opone la menor resistencia al viento pero a su vez deja que fluya por el interior evitando que se acumule la radiación en el exterior” .

El profesor Olmos explicó que una de las condiciones de los organizadores para los planes de construcción es que el viento no entre en el edificio. Es por este motivo que este “se levanta del suelo” como si fuera una duna y luego se constituye en un montículo.

“El edificio se ventilará artificialmente con aire acondicionado. Nuestra forma de duna sirve para que el viento ayude a mitigar la radiación de las fachadas y la cubierta, de esta manera, el edificio no se va a calentar, esto hace que el aire acondicionado no tenga que bajar tanto de temperatura y de esta manera no se gaste tanta energía al sentirse fresco el ambiente”, agregó María Camila. 

Para la fase internacional, el equipo está trabajando en algunas mejoras del proyecto. Por ejemplo, harán énfasis en la reutilización del agua e implementarán estrategias activas bioclimáticas como los paneles solares que, según las participantes “ayudan a ahorrar energía”.

Estudiantes colombianas buscan triunfar en Dubai
Comentarios