miércoles. 19.06.2024

El proceso de paz liderado por la ONU es la única manera de aliviar el sufrimiento que ha sufrido Yemen desde que los rebeldes hutíes se apoderaron de gran parte del país, señaló este lunes el ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash.

El ministro elogió al enviado especial de la ONU, Martin Griffiths, por su trabajo para unir a todas las partes para las conversaciones de paz, que tendrán lugar en Ginebra esta semana.

"El sufrimiento de Yemen después del golpe hutí solo puede terminar a través de un proceso político liderado por la ONU", escribió Gargash en un tuit. "Emiratos Árabes Unidos, como parte de la Coalición Árabe, dan la bienvenida a las conversaciones de paz que comienzan en Ginebra el jueves. Instamos a todas las partes yemeníes a participar constructivamente en el proceso de la ONU ".

Las principales partes en el conflicto se reunirán en Ginebra este jueves para las primeras conversaciones de paz dirigidas por la ONU en dos años, aunque los expertos esperan que se logre poco avance importante, aparte de acordar nuevas discusiones. Griffiths actuará como intermediario entre el Gobierno internacionalmente reconocido de Yemen y los representantes del grupo rebelde hutí, ya que es improbable que los rivales participen en conversaciones cara a cara.

"El enviado de la ONU Martin Griffiths merece un elogio especial. Su entusiasmo e impulso hicieron posibles estas conversaciones. El uso de la coalición de la fuerza militar legítima siempre tuvo como objetivo apoyar la solución política y la RCSNU 2216. Largo camino por recorrer. Pero Ginebra puede acercar los resultados", manifestó Gargash en un tuit posterior.

La resolución 2216 del Consejo de Seguridad de la ONU impuso sanciones a personas que, según dijo, estaban socavando la estabilidad de Yemen y exigió a todas las partes, con especial atención a los rebeldes hutíes a "poner fin de inmediato y sin condiciones a la violencia". También exigió que los rebeldes respaldados por Irán cesaran la acción que amenazaba la estabilidad y la seguridad de los estados vecinos.

Las discusiones en Yemen del jueves se centrarán principalmente en Hodeidah, la ciudad portuaria controlada por los hutíes, el desarme de todas las fuerzas no gubernamentales y la liberación de prisioneros en ambos lados, manifestó un funcionario del Gobierno al diario The National a fines de agosto.

Una propuesta de la ONU sobre Hodeidah, entregaría el puerto del Mar Rojo a la ONU y pondría a la ciudad bajo el control de las fuerzas gubernamentales yemeníes.

Gargash elogia al enviado de la ONU por conversaciones de paz en Yemen