domingo 22/5/22

Un imán médico en Emiratos insta al público a evitar el sentimiento antivacunas

"Las teorías de la conspiración se están extendiendo", dijo el especialista en cuidado respiratorio
La vacuna Covid-19 salva al mundo de la pandemia. (WAM)
La vacuna Covid-19 salva al mundo de la pandemia. (WAM)

Un médico de primera línea que también trabaja como imán ha instado al público a evitar el sentimiento infundado en contra de las vacunas.

Almir Smajlovic alentó a las personas a aceptar la vacuna a medida que esté disponible después de presenciar el trauma de los pacientes en cuidados intensivos.

El hombre de 42 años es un especialista en cuidados respiratorios, capacita y supervisa al personal médico en el uso de ventiladores para pacientes gravemente enfermos y es testigo de primera mano del coste humano que ha supuesto el virus.

El bosnio-canadiense ha tratado de abordar algunos de los mitos y rumores que se arremolinan en las redes sociales y que los gobiernos ahora temen que desanime a la gente a vacunarse.

"El dolor y el sufrimiento causado por este virus es inimaginable", dijo Smajlovic. “Pero, lamentablemente, las teorías de la conspiración se están extendiendo. Si miras a tu alrededor, encontrarás a muchas personas que no creen en las vacunas". La pandemia ha provocado un mayor aumento del llamado sentimiento anti-vacunas, una creencia marginal que ha ganado terreno.

En Estados Unidos, parece tener el control más fuerte, con manifestaciones públicas contra ambas vacunas, el uso de máscaras y otras restricciones. En Francia, el mes pasado, una encuesta realizada por Ifop encontró que el 59 por ciento de las personas consultadas no tenía la intención de vacunarse, frente al 46 por ciento en octubre. Los resultados de una encuesta separada de Ipsos fueron mejores en el Reino Unido y Alemania, donde el 79% y el 69% aseguraron tener fe en una vacuna contra el coronavirus.

"Desafortunadamente, todavía hay personas que creen que este virus es un engaño y por eso tenemos que trabajar a nivel de base y hablar sobre la importancia de la vacuna", aclaró Smajlovic, que trabaja en la Autoridad de Salud de Dubai y supervisa el uso de los ventiladores que salvan vidas en los hospitales administrados por el Gobierno.

Además, el médico ha tratado de disipar cualquier mito y preocupación hablando con los fieles tras las oraciones del viernes.

También tomó la decisión de afeitarse la barba (se recomienda en el Islam que los hombres la lleven) para proteger a sus pacientes asegurándose de que su mascarilla le quede mejor.

Smajlovic detalló que había visto el dolor que el virus causaba a los pacientes y sus familias y esperaba que la vacunación generalizada le pusiera fin. Él mismo tomó la primera de las dos dosis de Pfizer-BioNTech la semana pasada, una de las dos vacunas disponibles en el emirato y que tiene una efectividad del 95 por ciento contra el virus.

La otra disponible en todo el país fue desarrollada por el fabricante chino de medicamentos Sinopharm, que se probó en Abu Dhabi con 31.000 voluntarios. Se descubrió que tenía una eficacia del 79% y se ha implementado en miles de personas. Ambas campañas de vacunación son gratuitas y voluntarias.

"Intenté tranquilizar a mis amigos y familiares en Bosnia y envié mensajes en inglés y en mi idioma sobre la importancia de la vacuna", manifestó Smajlovic que es padre de seis hijos y se mudó a Emiratos Árabes Unidos en 2014.

No hay otra forma de evitar este virus. Lo he tratado de primera mano", sentenció.

Smajlovic alegó que se encontró con personas que creían que estarían protegidas a través de la inmunidad colectiva. La inmunidad colectiva se produce cuando un porcentaje suficiente de una población se ha vuelto inmune a una infección, ya sea por vacunación o por infecciones previas.

Un imán médico en Emiratos insta al público a evitar el sentimiento antivacunas
Comentarios