miércoles 25/5/22

Santos dice en Dubai que la educación es el antídoto contra la violencia, la pobreza y la corrupción

El ganador del Premio Nobel de la Paz 2016 ha participado en la VII edición del foro 'Educación y Habilidades Mundiales'
El presidente de Colombia, José Manuel Santos, en una comparecencia en Bruselas.
El presidente de Colombia, José Manuel Santos, en una comparecencia en Bruselas.

El cambio climático es la mayor crisis que enfrenta el mundo en este momento y los humanos desaparecerán si no encontramos soluciones para ello, dijo en Dubai el expresidente de Colombia y el ganador del Premio nobel de la Paz 2016, Juan Manuel Santos.

Durante el panel 'Luchadores por la paz', celebrado el pasado sábado en la VII edición del foro 'Educación y Habilidades Mundiales' en el hotel The Atlantis, Santos dijo que los gobiernos del mundo deben trabajar juntos con el sector privado y las partes interesadas para abordar los cada vez más graves problemas derivados del calentamiento global, la contaminación plástica y el cambio climático.

Galardonado con el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para poner fin a la guerra civil de 50 años de Colombia y resolver el conflicto con las fuerzas revolucionarios de las FARC, Santos es reconocido como uno de los líderes más influyentes del mundo. Se le atribuye el liderazgo del crecimiento económico y la reducción de la pobreza en Colombia. También, bajo su liderazgo, la educación en Colombia se mejoró y la brecha de riqueza entre ricos y pobres se redujo significativamente.

Tras el final del conflicto de 50 años en 2016, Colombia, bajo el liderazgo de Santos, inició un ambicioso programa de reforma, el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, centrado en tres pilares; paz, equidad y educación.

“Mi gobierno comenzó un programa agresivo para aumentar la calidad de la educación y promovimos el acceso a la educación superior”, dijo Santos.

“Los maestros recibieron becas para estudiar y mejorar sus habilidades, tanto en Colombia como en el extranjero. En la actualidad, Colombia ocupa un lugar destacado en la escala global de PISA que mide el rendimiento de los estudiantes. Hemos sido progresivos en la promoción de nuestras metas educativas, pero aún tenemos un largo camino por recorrer”, agregó.

Con la creciente calidad de la educación, Colombia ha podido elevar a más parte de su población de la pobreza.

“Las mujeres y los jóvenes, en particular, están impulsando el cambio y esto es muy importante para el progreso real y la calidad de vida”, añadió.

Colombia también adoptó una visión alternativa al progreso y el desarrollo de la educación, en comparación con el resto del mundo, señaló. "Tienes que entender que tu definición de desarrollo es diferente a la nuestra", dijo Santos. “Para la mayor parte del mundo, el progreso puede significar construir una carretera más, una casa más grande o un automóvil. Para nosotros, es que nos permitan mantener nuestra cultura".

Colombia bajo el mando de Santos facilitó oportunidades de educación para los indígenas, poniendo la responsabilidad de su educación en sus propias manos. Esto llevó a su primera universidad indígena, ubicada en el suroeste del país. El objetivo de dicha educación indígena es la preservación de los pueblos indígenas manteniendo su cultura y prácticas tradicionales.

Santos es reconocido como uno de los líderes más transformadores de América Latina. Bajo su administración, Colombia experimentó un crecimiento en la creación de empleos, el desarrollo sostenible, al tiempo que redujo la pobreza en gran escala. Haciendo posible lo imposible, Santos se describió a sí mismo como un "soñador". Pero sus métodos no siempre han sido los más populares.

En respuesta a una observación de que dejó la oficina presidencial en 2018 con uno de los índices de popularidad de encuestas más bajos, Santos dijo: "Siempre he hecho lo correcto y lo que es bueno para el país, no lo que es popular". 

Señaló que después de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas en 2015, Colombia se convirtió en uno de los primeros impulsores de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, cuyo objetivo es proporcionar una buena calidad de vida básica para cada persona en la tierra. Los objetivos incluyen la erradicación de la pobreza y el hambre; garantizar la salud, el bienestar y la educación; agua limpia y saneamiento y acción climática, entre otros.

Volviendo a la educación, Santos dijo que la larga batalla de Colombia con la violencia sectaria, la pobreza y la corrupción solo podía abordarse con la educación. "La corrupción engendra violencia y el mejor antídoto para la corrupción es la educación", dijo. “Una población educada rechazará la violencia. Así que eduquemos a nuestros hijos antes de que tomen un arma y empiecen a dispararle a la gente".

En este contexto, el objetivo de desarrollo sostenible de la "educación de calidad" sigue siendo el más importante, no solo para Colombia, sino para todo el mundo, señaló.

Santos dice en Dubai que la educación es el antídoto contra la violencia, la pobreza y...
Comentarios