viernes. 01.03.2024

Afganistán, Emiratos Árabes Unidos y la misión de la OTAN han iniciado una investigación del ataque en el sur afgano que la semana pasada causó trece muertos, entre ellos cinco diplomáticos emiratíes y otros tantos altos cargos locales.

"Se ha asignado un equipo sénior de investigación conjunta de los órganos de seguridad en estrecha cooperación con los equipos de investigación (...) de EAU y las fuerzas de la coalición internacional", informó este martes la principal agencia de inteligencia afgana, el Directorio Nacional de Seguridad (NDS).

"Una investigación exhaustiva ha comenzado en la provincia de Kandahar", donde tuvo lugar el ataque que el pasado martes causó heridas al embajador de Emiratos Árabes Unidos (EAU) en Kabul, Juma Mohammed Abdullah Al Kaabi, y a otras trece personas, agrega la nota.

Según el NDS, el atentado fue planeado y ejecutado desde un centro de entrenamiento de atacantes suicidas situado en la ciudad paquistaní de Quetta (oeste), donde supuestamente reside la cúpula de los talibanes afganos.

El centro opera bajo la cobertura de un seminario religioso liderado por el "maulawi" (maestro) Ahmad Kandahari, afirmó la agencia de inteligencia.

El ataque de la semana pasada contra el complejo de oficinas del gobernador de Kandahar mató a trece personas, entre ellas cinco diplomáticos emiratíes y cinco altos cargos afganos, y causó heridas a catorce personas, incluido el embajador Al Kaabi.

Aunque los talibanes se desvincularon de la acción, el Gobierno de Kabul les acusó de estar detrás del atentado.

Kabul, la OTAN y EAU investigan el ataque en el que murieron cinco emiratíes
Comentarios