lunes. 26.09.2022

Lars Pira: "Salgo de Emiratos Árabes Unidos muy feliz porque ahora ya se habla de Guatemala"

Diplomático con una destacada trayectoria y especialista en la apertura de embajadas, acaba de culminar su misión en Abu Dhabi tras haber hecho historia en la región del Medio Oriente
Lars Pira, durante el acto de celebración del Bicentenario de Guatemala en el emirato de Sharjah. (WAM)
Lars Pira, durante el acto de celebración del Bicentenario de Guatemala en el emirato de Sharjah. (WAM)

Lars Pira acaba de culminar su misión en Abu Dhabi como primer embajador de Guatemala en Emiratos Árabes Unidos (EAU), donde ha tenido que capear los efectos de la pandemia, que supusieron un gran obstáculo a la hora de encarrilar la actividad de la Embajada. Finalmente lo logró. En la parte positiva incluye la participación de Guatemala en Expo 2020 Dubai. "Nos ha ido muy bien", asegura en una entrevista concedida a EL CORREO DEL GOLFO. También suma en este capítulo la apertura de relaciones con otros países del Golfo y del Medio Oriente y la creación de marca país para favorecer las exportaciones directas y el turismo. "Salgo de Emiratos Árabes Unidos muy feliz porque ahora ya se habla de Guatemala", subraya. A sus espaldas cuenta con una dilatada trayectoria que le ha llevado a ser viceministro de Relaciones Exteriores y a transitar por las embajadas de Suecia, Noruega -donde vivió en primer plano la firma de paz del Estado de Guatemala con la guerrilla-, Venezuela, Ginebra, Rusia, Egipto, Turquía y Emiratos Árabes. Aprendió mucho en todos esos países, pero en ningún caso los cambia por Guatemala, donde asentará a partir de ahora su base junto a su familia. Y si ha habido dos personalidades emiratíes con las que se ha sentido especialmente identificado este experto en abrir en embajadas (Noruega, Turquía y Emiratos) han sido Reem Al Hashimy, ministra de Estado de Cooperación Internacional y directora general de Expo 2020 Dubai, y el jeque Fahim Bin Sultan Bin Khalid Al Qasimi, presidente del Departamento de Relaciones Gubernamentales de Sharjah. Su próximo destino, "unas merecidas vacaciones".

Ha sido el primer embajador de Guatemala en Emiratos Árabes Unidos, ¿a eso se le puede llamar hacer historia?

No solamente es historia el haber abierto la Embajada en Emiratos Árabes Unidos; también lo es haber establecido relaciones más directas con todos los países del Golfo y otros de la región.

¿Es signo de que Guatemala mira hoy con mayor intensidad al mundo árabe?

El interés por los países árabes se ha incrementado considerablemente. Desde 2017 Guatemala ha abierto embajada en Turquía, Marruecos y Emiratos Árabes. Como embajador he estado basado en Abu Dhabi, pero también presenté credenciales en Arabia Saudita y Bahréin. Arabia es muy importante. De hecho, he llevado a cabo una semana de visitas a diferentes entidades, sobre todo relacionadas con comercio, inversión, turismo y cultura. En Guatemala ha habido un cambio acerca de cómo tratar a los países árabes desde una perspectiva diplomática y en términos de exportaciones. 

¿Qué busca Guatemala a nivel comercial en Emiratos Árabes y otros países de la zona?

Verdaderamente el comercio. Y para ello es importante tener muy buenas relaciones. Guatemala es el mayor exportador de cardamomo del mundo. Abastecemos el 70% de todo el cardamomo del planeta. Y desde hace muchos años Arabia Saudita es nuestro primer mercado y Emiratos Árabes Unidos, el segundo. También proveemos cardamomo a diferentes países del Medio Oriente: Egipto, Bangladesh, Pakistán, Irak... Y lo fundamental es que se exporta directamente desde Guatemala, no pasa por ningún intermediario. Y eso es lo que buscamos con otros productos como café, fruta y verdura congelados -entre los que destaca el aguacate-, banano, hule o cacao.

¿Cuál es el camino para alcanzar ese objetivo?

Lo esencial es fortalecer el nombre de Guatemala. Es muy importante promover los productos de exportación y el turismo como marca país. En este sentido, contar con un pabellón en Gulfood, la mayor feria de la alimentación de Oriente Medio y el Norte de África, es una meta clara. De la misma forma que lo es participar en la próxima Arabian Travel Market, la feria de turismo de Dubai. La directora general del Instituto Nacional Guatemalteco de Turismo dijo que es una necesidad durante la visita que llevó a cabo a Emiratos Árabes para asistir al Día de Guatemala en Expo 2020.

"En Guatemala ha habido un cambio acerca de cómo tratar a los países árabes desde una perspectiva diplomática y en términos de exportaciones"

Su periodo como embajador ha estado marcado por una cuestión muy negativa, la pandemia. ¿Cómo afrontó la situación?

La Embajada fue inaugurada por el presidente de Guatemala y yo presenté credenciales a finales de noviembre de 2019. Realmente no se abrió al público hasta finales de enero. Mi familia llegó el 15 de febrero y el 1 de marzo ya estábamos confinados. Aproveché la situación para hablar con algunos ministros, entre ellos Thani Al Zeyoudi, ministro de Estado de Comercio Exterior, y Reem Al Hashimy, ministra de Estado de Cooperación Internacional y directora general de Expo 2020 Dubai, a quien había conocido cuando fue a Guatemala buscando apoyos para conseguir que Abu Dhabi fuera la sede permanente de IRENA, la Agencia Internacional de Energías Renovables. Con Su Excelencia Reem Al Hashimy he mantenido una relación muy cordial. Es una de las personas más influyentes de Emiratos Árabes. Ha hecho realidad la Expo y ha logrado que Emiratos salga con un nombre muy grande. Es una persona clave. Muy inteligente, simpática y humilde. Tener una reunión con ella es la cosa más agradable que existe en este mundo.

Y llegó la Expo. ¿Cómo le ha ido a Guatemala?

Pues nos ha ido muy bien. El nombre de Guatemala se vio bastante. La clave para impulsar las relaciones con Emiratos Árabes Unidos es dar a conocer nuestro país. El ministro de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes y la propia Reem Al Hashimy visitaron nuestro pabellón. También destacados miembros de la Casa Real de Dubai. Y les encantó. El Día Nacional de Guatemala en la Expo fue muy importante. Firmamos tres acuerdos con la Cancillería de Emiratos. Y resultó muy emotiva la actuación del Ballet Folclórico Nacional guatemalteco, que logró transmitir a la audiencia el corazón del mundo maya con bailes y música tradicionales, incluidos los sonidos del instrumento nacional de Guatemala, la marimba.

Actuación del ballet de Guatemala en la plaza de Al Wasl con motivo del Día de Honor del país en Expo 2020 Dubai. (Expo 2020 Dubai)
Actuación del ballet de Guatemala en la plaza de Al Wasl con motivo del Día de Honor del país en Expo 2020 Dubai. (Expo 2020 Dubai)

¿Cuál ha sido su mayor logro?

Me voy especialmente contento no por haber hecho una cosa sino muchas. Por ejemplo, ha sido muy especial establecer relaciones con el emirato de Sharjah. Allí celebramos el Bicentenario de Guatemala, un acto que me dejó una profunda huella a 15 días de la inauguración de la Expo. Hemos conseguido establecer relaciones directas con el jeque Fahim Bin Sultan Bin Khalid Al Qasimi, presidente del Departamento de Relaciones Gubernamentales de Sharjah, que posteriormente llevó a cabo una visita a Guatemala que le entusiasmó. Y en noviembre estaremos en la Semana de Guatemala que va a celebrar Sharjah. Para mí hay dos logros importantísimos: haber fortalecido los lazos políticos y diplomáticos y haber impulsado la promoción cultural y turística de nuestro país. Salgo de Emiratos Árabes Unidos muy feliz porque ahora ya se habla de Guatemala.

"Para mí hay dos logros importantísimos: haber fortalecido los lazos políticos y diplomáticos y haber impulsado la promoción cultural y turística de nuestro país"

¿Cuántos guatemaltecos residen en Emiratos Árabes?

Es muy difícil saberlo exactamente. Con la pandemia se fueron muchos porque estaban en compañías que prescindieron de numerosos puestos. Pueden estar entre los 150 y los 200. 

¿En qué sectores trabajan?

En el de la aviación, en Etihad y Emirates, pero también en el sector del petróleo. Con este gran cambio que se ha producido han aparecido otros guatemaltecos que han venido en busca de oportunidades. Uno de ellos ha creado un centro de educación japonesa. Y por casualidad conocí en un hotel de Dubai a cinco guatemaltecos que aparecieron de la nada buscando empleo. Tres de ellos acabaron trabajando en la Expo. En Guatemala ya no sólo se quiere emigrar a Estados Unidos.

¿Qué relación ha mantenido con los integrantes de la comunidad guatemalteca?

Los hemos invitado a diferentes actos, al Día Nacional en la Expo, a una presentación de café, pero nos vimos obligados por la pandemia a que fueran grupos reducidos. La verdad es que no hemos podido ubicar a todos los residentes. Entre otras razones por que no se inscriben en la Embajada. A partir de ahora está previsto que se potencie la labor consular y que se puedan realizar gestiones como la renovación de pasaportes. Y eso va a ayudar a establecer más vínculos de los guatemaltecos con su Embajada.

Antes de aterrizar en Emiratos, ¿por dónde discurrió su carrera diplomática?

Mi carrera comienza 31 años atrás. Mi primer puesto fue embajador en Suecia. Como soy medio sueco, me destinaron allí. La Embajada llevaba abierta solamente dos años. En aquel momento Guatemala intentaba firmar la paz con la guerrilla. Y en ese proceso los países nórdicos eran muy importantes, por eso se establecieron embajadas en Suecia y posteriormente en Noruega, que la abrí yo. Mi trabajo en los países nórdicos se prolongó prácticamente durante ocho años.

"Para serle sincero, soy un embajador bilateral, un trabajo en el que se puede ser más creativo"

Por lo que veo usted es un experto en abrir embajadas.

Sí, me dieron el puesto.

¿Y adónde fue después de Noruega?

A Venezuela. Después salí del servicio exterior y me dediqué a la descentralización de Guatemala por cuatro años, que fue otro logro importante que siento en mi vida y que llevé a cabo con un empresario muy conocido que se llama Roberto Gutiérrez. Al final opté de nuevo por entrar en Cancillería y me fui como embajador a Ginebra, a las Naciones Unidas. Estuve dos años ahí y debo reconocer que la cuestión multilateral no es muy de mi agrado. Yo, para serle sincero, soy un embajador bilateral, un trabajo en el que se puede ser más creativo. Y posteriormente me mandaron a Rusia, que en aquel momento, hacia 2007 y 2008, era una mina de oro. Más tarde asumí el cargo de viceministro de Relaciones Exteriores durante tres años. El siguiente destino fue la Embajada de El Cairo, tras lo cual asumí la apertura primero de la Embajada en Turquía y a continuación en Emiratos Árabes.

Ha vivido en muchísimos lugares y diferentes lugares. ¿Con cuál se queda?

Es difícil elegir uno. Todos han sido muy interesantes, pero la verdad es que no hay ninguno en el que yo me quedaría para vivir de forma definitiva. Guatemala es mi país. Soy medio sueco y medio español. He tenido la nacionalidad sueca y tengo ahora la nacionalidad española. Sin embargo, Guatemala es donde tengo mis raíces y no lo cambiaría por ningún otro país.

¿Qué le espera a partir de ahora?

A corto plazo tomar unas merecidas vacaciones de unos meses. Y también voy a ver cómo establezco todo mi centro de operaciones con mi familia. Vamos a ver cómo nos asentamos en la Antigua Guatemala. Mi familia está muy contenta del paso que hemos dado, tanto mi esposa, que no sabe hablar español y va a aprender, como mi hijo de cinco años y mi hija de tres. Ninguno ha nacido en Guatemala, pero les he hablado tanto de nuestro país, de su selva y de sus volcanes que se encuentran felices y expectantes por conocerlo todo. Y por mi parte tengo numerosas ideas para poner en marcha proyectos vinculados con la experiencia que ha acumulado a lo largo de toda mi trayectoria.

"Guatemala es donde tengo mis raíces y no lo cambiaría por ningún otro país"

¿Tuvo ocasión de despedirse de las autoridades emiratíes?

Me despedí de Cancillería, por supuesto. Y también de Su Excelencia Reem Al Hashimy, que se trasladó desde Dubai a Abu Dhabi simplemente para decirme adiós. Fue muy grato. También me despedí del jeque Fahim Bin Sultan Bin Khalid Al Qasimi, con quien he tenido una relación muy muy especial, y de otras personalidades.

¿Qué consejo le daría al nuevo embajador de Guatemala en Emiratos Árabes?

Bueno, mire, cada embajador tiene su mística. Pero yo diría que hay dos cosas importantísimas: la promoción de Guatemala como país, lo que lleva implícito el impulso turístico y comercial, y el desarrollo de proyectos culturales. Ambas cuestiones, tanto la comercial como la cultural, deben de ir de la mano. Y seguro que él tendrá otras ideas.

Lars Pira: "Salgo de Emiratos Árabes Unidos muy feliz porque ahora ya se habla de...
Comentarios