jueves. 25.07.2024

Líbano frustró el intento de un atacante suicida de volar un avión de la aerolínea Etihad Airways que tenía previsto despegar en Australia con destino Emiratos Árabes a principios de este mes, según ha informado el ministro del Interior del país, Nohad Machnouk, y tal y como recoge la agencia de noticias Reuters.

El atacante, de acuerdo con la información ofrecida por el ministro, era libanés y había planeado quitarse la vida en esa aeronave.

A principios de agosto, además, las autoridades australianas detuvieron a un ciudadano del país en Sydney en una de las redadas para desarticular una célula de Daesh con intención de bombardear un vuelo de Etihad Airways. 

El cerebro de la operación era Tarek Khayyat, un libanés-australiano que se hizo miembro de Daesh en Raqqa, Siria. Sus tres cómplices fueron sus hermanos, explicó Al Mashnouk. Uno de los hermanos está detenido en Líbano y los otros dos están detenidos en Australia.

"Son cuatro hermanos libaneses-australianos que tenían una venganza personal, y uno de ellos, Tarek, se trasladó a Raqqa en Siria y se unió a Daesh, y nuestra inteligencia estaba informada", dijo el ministro del Interior. "El plan era volar el avión 20 minutos después de que despegara, pero la operación falló debido al exceso de equipaje", añadió.

Las bombas estaban escondidas dentro de una muñeca Barbie y un molino y se colocaron en un bolso de siete kilos sobre el peso permitido por la aerolínea, manifestó Al Mashnouk.

El intento de bombardear el vuelo de Etihad Airways, que transportaba a unas 400 personas, incluyendo a 120 libaneses, debía ser "un mensaje para EAU", subrayó el ministro. Los hermanos querían castigar a Emiratos Árabes Unidos y Australia por ser parte de la coalición encabezada por Estados Unidos que apunta a Daesh.

Dos de los hermanos - Khaled y Mahmoud Khayyat - fueron acusados ​​en Australia de dos cargos de planear un acto terrorista. Las penas llevan un castigo máximo de cadena perpetua. Se presentarán ante el tribunal nuevamente el 14 de noviembre.

El tercer hermano, Amer, que se suponía debía estar a bordo del avión, fue arrestado en Líbano después de llegar a mediados de julio desde Australia.

"La rama de inteligencia siguió el caso y encontró que Amer estaba involucrado en este acto y parece que se suponía que debía llevarlo a cabo", dijo Al Mashnouk. Amer había viajado varias veces entre Australia y el Líbano bajo pretextos como venir a comprometerse o casarse. La inteligencia de la policía libanesa comenzó a rastrear a los hermanos de Tarek después de que viajara a Raqqa. "Cuando cuatro hermanos libaneses en Australia deciden volar un avión emirati esto significa que el mundo entero debe trabajar junto para luchar contra el terrorismo", dijo Al Mashnouk. "La coordinación debe ser de 24 horas al día entre todas las agencias de seguridad para detener tales ataques".

La policía australiana reveló que los explosivos militares de alto grado utilizados para construir las bombas habían sido enviados por carga aérea de Turquía como parte de una trama "inspirada y dirigida" por Daesh.

Por su parte, Etihad Airways ha revelado que estaba  trabajando de cerca con la investigación australiana.

Líbano frustra un ataque suicida en un avión de Australia a Emiratos Árabes Unidos