sábado. 02.03.2024

El líder indígena achuar Uyunkar Domingo Peas ha atravesado el planeta y dejado la selva atrás para pedir al mundo durante la Cop28 en Dubai que se proteja la Amazonia.  

Peas, docente de profesión, representa a la comunidad indígena de la zona de Cuencas Sagradas, ubicada en los países latinoamericanos de Ecuador y Perú, con una superficie de 35 millones de hectáreas, en la que habitan 600.000 personas de más de 30 nacionalidades indígenas diferentes.  

Este territorio lleva años siendo perjudicado a causa de la extracción de petróleo y la minería, quienes, según Peas, “contaminan sin responsabilidad ni consulta”.  

En una entrevista con EL CORREO DEL GOLFO, manifestó que la Amazonía “es un ser vivo y debe ser respetado como cualquier ser humano. Los ríos, las piedras, tienen vida, espíritu; hemos sanado y aprendido gracias a ellos. La Amazonía es el corazón de la vida, lanza aire puro y, si seguimos talando, podemos provocar que un día deje de funcionar y sea una catástrofe”.  

Este año en la Cop, Peas viene con el firme propósito de exigir a los líderes que protejan al menos el 80 por ciento de la Amazonia para el 2025 para evitar el punto de no retorno que la convertiría de un sumidero de carbono a una emisora de carbono, lo que sería catastrófico

Para ello, es necesario “parar la extracción petrolera y minera y trabajar por una bioeconomía que nos ayude a estar preparados para una era sin petróleo y deje un mundo mejor para las próximas generaciones”, dijo. 

Desde el año 1992, el líder achuar está trabajando en el Proceso Organizativo Indígena, ocupándose de insertar programas y buscando canalizar ayudas que lleguen a los territorios y sirvan tanto para educar como para reparar el daño causado en la zona. 

Concretamente, estas comunidades indígenas han presentado un plan bioregional para transitar a un modelo económico que privilegie la protección de la naturaleza, como el turismo comunitario y el emprendimiento sustentable. 

“Hay muchos programas para apoyar la restauración de la naturaleza, pero no llegan a los territorios indígenas, por lo que he creado una fundación para canalizar estos apoyos económicos y que nos ayuden a proteger a la biodiversidad”, manifestó.  

Por ello, otro de los objetivos de Peas en Dubai es alzar la voz y pedir que el financiamiento climático que prometieron los líderes de los países desarrollados se cumpla y que llegue a las comunidades indígenas ya que, hasta el momento, tan solo el uno por ciento de la financiación global llega a estos territorios.  

Asimismo, el líder está instando a los países a que se incluya a los indígenas en las negociaciones. “Nos hemos unidos y llegamos con un mensaje a la humanidad para que nos escuchen y nos dejen enseñar nuestra sabiduría para construir un nuevo camino”. 

Peas elogió la labor que ha realizado el rey Carlos III de Inglaterra, quien ha estado presente en la Cop28, y al que hace poco ofreció personalmente una corona de plumas típica de su pueblo durante una audiencia privada en Londres en reconocimiento a su apoyo a la restauración de la naturaleza. 

También se pide que el financiamiento climático que prometieron los líderes de los países desarrollados.
 
Protección de la biodiversidad 

Las comunidades indígenas protegen el 80% de la biodiversidad global y representan menos del 6% de la población total. Sin embargo, estos pueblos reciben menos del 1% del financiamiento climático global. Esto tiene que cambiar. 

"Insertar programas de economía, cómo canalizar enlaces. Hay muchos proyectos a nivel mundial pero no llegan a los territorios indígenas, hay muchos millones que no llegan allá por lo que he creado una fundación indígena porque somos parte de la naturaleza. Tenemos una gran amenaza de los mineros y petroleros, que están destruyendo el territorio. Paren los petroleros y los mineros porque no hay responsabilidad ni consulta. Contaminan. Hay que parar y vayamos a una bioeconomía porque el petróleo se vaya acabar. Preparémonos para una una forma de vivir sin petróleo". 

Según los científicos, estas comunidades indígenas son los mejores cuidadores de la selva, protegiendo el 80 por ciento de la biodiversidad global, aunque solo representan el seis por ciento de la población total.  

Desde pequeño, Paes quiso defender los derechos de los indígenas y la Amazonía. En este sentido, señala que “hay muchos programas a nivel mundial que buscan apoyar los daños sufridos a consecuencia de la contaminación. Mi llamado es al mundo que todos tenemos que crear conciencia, todos somos responsables de lo que hacemos daño y restaurar lo que hemos dañado. 

Docente de profesión, lleva desde el año 92 dedicado al Proceso Organizativo indígena, todo lo que conlleva la vida indígena.  “Defender los derechos de los indígenas y defender los derechos la amazonía y buscar alianzas a todos los niveles para que la Amazonía sea protegida por todos, porque el ecosistema que tenemos da vida a la humanidad. Estamos creando un programa para que la próxima generación también tenga vida digna, y participe en las decisiones en el Gobierno. Cuando toman decisiones los gobiernos se encierran sin indígenas y ese es el error".  

Para proponer una solución al problema, estas comunidades indígenas han presentado un plan bioregional para transitar a un modelo económico que privilegie la protección de la naturaleza, como el turismo comunitario y el emprendimiento sustentable.  
 

Líder indígena pide en la Cop28 de Dubai trabajar por una bioeconomía libre de...
Comentarios