jueves. 20.06.2024

El vicepresidente, primer ministro de Emiratos Árabes Unidos y gobernante de Dubai, el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, y el vicepresidente, viceprimer ministro y presidente de la Corte Presidencial, el jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan, asistieron a la sesión inaugural de la 33 Cumbre de la Liga Árabe, que comenzó hoy en Manama, Bahréin. El evento cuenta con la participación de líderes y representantes de los 22 estados miembros.

A su llegada al palacio Al Sakhir, sede principal de la cumbre, los líderes emiratíes fueron recibidos por el rey Hamad bin Isa Al Khalifa de Bahréin, quien elogió al vicepresidente Mohammed por su compromiso con el objetivo de la cumbre de promover la colaboración árabe y desarrollar soluciones para ayudar a los pueblos de la región a superar los desafíos, marcando así el comienzo de una nueva era de desarrollo y prosperidad.

Por su parte, el jeque Mohammed bin Rashid felicitó al rey por la excepcional organización de la 33 Cumbre de la Liga Árabe y expresó sus deseos de que Bahréin siga creciendo y prosperando bajo su liderazgo.

La cuestión palestina ocupó un lugar central en la Cumbre de la Liga Árabe, ya que la situación humanitaria en Gaza empeora debido a la crisis. En este sentido, el jeque Mohammed  reiteró el firme compromiso de su país con la causa palestina. Asimismo, aseguró que Emiratos apoya los derechos del pueblo palestino de conformidad con las leyes y resoluciones internacionales. También subrayó el papel líder de Emiratos Árabes en los esfuerzos globales para entregar ayuda humanitaria a Gaza. Además, mencionó el reciente logro diplomático por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas de votar a favor de conceder a Palestina la membresía plena en la ONU.

Líderes de todo el mundo árabe se están reuniendo en la 33 Cumbre de la Liga Árabe para deliberar sobre formas de iniciar una nueva fase de acción colectiva destinada a fortalecer la cooperación y la integración entre los estados miembros. También abordaron varias estrategias para apoyar las aspiraciones del pueblo árabe, centrándose en permitir una nueva era de desarrollo sostenible integral que promueva la estabilidad, el progreso y la prosperidad en toda la región.

A la cumbre también asistieron el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, y el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres.

En la inauguración de la cumbre, el príncipe heredero y primer ministro del Reino de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman bin Abdulaziz Al Saud, pronunció el discurso de apertura. En su alocuación dijo que la 32 Cumbre de la Liga Árabe celebrada en 2023, se trataron cuestiones árabes eseciales, así como el fortalecimiento de la acción árabe conjunta, centrándose en la formulación de posiciones comunes sobre asuntos regionales e internacionales, entre los que destacó la causa palestina. El príncipe Mohammed dijo que el Reino de Arabia Saudita está comprometido con la seguridad, la paz y la prosperidad a nivel regional y aboga por la resolución pacífica de los conflictos.

El rey Hamad bin Isa Al Khalifa de Bahréin, presidente de la 33 Cumbre de la Liga Árabe, manifestó en su discurso que la cumbre se celebra en un momento crítico de la historia del mundo árabe. Además, pidió la organización de una conferencia internacional por la paz en Oriente Medio. También enfatizó la importancia de establecer una paz definitiva y justa en la región, afirmando que la humanidad debe triunfar y prevalecer en la batalla por la paz.

Líderes de Emiratos asisten a la 33 Cumbre de la Liga Árabe