domingo. 25.02.2024

El reconocido Dubai Miracle Garden admirado por cientos de miles de visitantes cada año también alberga el Dubai Butterfly Park, que es el jardín de mariposas más grande del planeta con 15.000 ejemplares de 26 especies. Pero pocos saben que esos animales son colombianos y viajan miles de kilómetros para ser admirados en este rincón del mundo. 

Pero, ¿cómo llegan esas mariposas desde Cali a Dubai?

En Colombia desde hace 20 años dos mujeres pusieron en práctica una idea atrevida y sin precedentes en el país: criar mariposas para comercializar y exhibir.

Su empresa se denomina Alas de Colombia, el primer mariposario del país y la primera empresa dedicada a la venta de mariposas. 

El país sudamericano cuenta con la mayor diversidad de mariposas del mundo: más de 3.500 especies diurnas y 45.000 nocturnas. Sin embargo, hasta que Vanessa Wilches y su madre, Patricia Restrepo, se propusieron instalar un mariposario, no había lugar para ver y aprender sobre estos hermosos insectos. Mucho menos para comprarlos: ellas hicieron posible que ahora estos animales se puedan observar en todo el mundo, incluido Dubai.

"Nadie necesita mariposas, es un bien suntuario, superfluo… nosotras inventamos un mercado inexistente", contó a la agencia de noticias rusa Sputnik Wilches, gerenta de la empresa.

"Hicimos uso de la necesidad humana, emocional y psicológica de los símbolos; resulta que la mariposa inspira una simbología muy amplia en cuanto a la transformación, libertad, darle alas a los sueños, a los deseos", explicó.

Basándose en esa idea, Wilches y su madre instalaron uno de los primeros biocomercios del país.

Hoy Alas de Colombia tiene un mariposario en El Arenillo, en el municipio de Palmira, Valle del Cauca; dentro del territorio colombiano vende mariposas vivas para eventos y pupas (el último estadio de larva) de mariposas en pequeñas cajas (llamadas 'Maripupas'), y también exporta. Cuenta con más de 40 especies nativas. 

En los mariposarios la mariposa adulta vive un mes en promedio, en exhibición, unas tres semanas.

Para Wilches y Restrepo el mayor reto de su negocio también es el tiempo, "el tránsito de un paquete que sale de Cali, Colombia, con nuestras pupas, hasta que llega a Emiratos Árabes, a Dubai, nuestro principal cliente, donde está el mariposario más grande del mundo".

Cada semana desde Cali parten unas 2.500 pupas en cinco cajas; en cada una viajan 500 pequeños óvalos, de no más de dos centímetros de largo y uno de diámetro, que una vez en destino se transformará en mariposa para embellecer al mundo.

Mariposas de Cali vuelan a Dubai para crear el jardín más grande del mundo
Comentarios