jueves. 23.05.2024

Más de dos tercios de los conductores en Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita quieren cambiar a vehículos eléctricos (EV), según una nueva encuesta de la industria. Con más disponibilidad de puntos de carga y tecnología mejorada que se suma a la gama de vehículos, más automovilistas están considerando el cambio. Esas son buenas noticias para el medio ambiente y las ambiciones tanto de EAU como de Arabia Saudita de reducir las emisiones de carbono, según General Motors, que encargó la encuesta.

El sondeo preguntó a 500 personas en EAU y 1.000 en Arabia Saudita sobre su conocimiento general del mercado de vehículos eléctricos, si considerarían comprar uno y por qué. De los encuestados en EAU, el 70% dijo que estaba considerando comprar un automóvil eléctrico, mientras que el 63% tenía la misma ambición en Arabia Saudita.

El conocimiento del concepto de vehículos eléctricos superó el 90% en ambos países, mientras que el 73% de los conductores en EAU se sintieron atraídos por una compra debido a la asequibilidad a largo plazo en comparación con el 69% en Arabia Saudita.

La lucha contra las preocupaciones ambientales fueron las principales razones detrás del deseo de cambiar los vehículos de gasolina tradicionales, así como el aumento de los costes del combustible. “Es prometedor ver el creciente sentimiento positivo hacia los vehículos eléctricos”, manifestó el presidente y director general de General Motors Africa & Middle East, Jack Uppal, en un comunicado de prensa. “Cumpliremos con nuestro compromiso de ofrecer un vehículo eléctrico para cada presupuesto y cada cliente e impulsaremos este cambio hacia una visión de movilidad futura a través de la electrificación, la autonomía y la conectividad”.

Más de un tercio de los encuestados de los EAU (38%) declaró conocer la ubicación de al menos una estación de carga, y el 80% dijo que había un centro de alimentación cerca de donde estacionaron su coche en casa o en un lugar público. Un número similar (40%) conocía una estación de carga cercana en Arabia Saudita, pero menos de uno de cada cinco (17 por ciento) dijo que estaba cerca de su hogar o trabajo.

El estudio también analizó la ansiedad por el alcance del viaje entre las razones por las que los automovilistas pueden haber evitado comprar un automóvil eléctrico en el pasado. Los encuestados de EAU señalaron que el rango ideal para un vehículo eléctrico con una sola carga era en promedio de 325 km, mientras que en Arabia Saudita se alargó a 360 km. El rango promedio de un automóvil eléctrico vendido en Estados Unidos es de alrededor de 300 km, y es probable que la mejora de la tecnología aumente aún más en los próximos años.

Tanto Emiratos como Arabia Saudita tienen grandes ambiciones de mejorar la infraestructura de carga en un futuro próximo. A fines de 2022, había 620 puntos de carga en Dubai, y la Autoridad de Agua y Electricidad del emirato tenía como objetivo tener 1.000 más  para 2025. En Abu Dhabi, se requieren unos 70.000 puntos de carga para 2030 para satisfacer la creciente demanda de vehículos eléctricos con una inversión de hasta 200 millones de dólares. Mientras tanto, en Riad, se espera que el 30% de todos los vehículos funcionen con electricidad para 2030. “Es comprensible que cada mercado tenga un enfoque y un marco de tiempo diferentes para las soluciones de infraestructura para adaptarse al despliegue masivo de vehículos eléctricos”. “Estamos firmemente alineados con los líderes regionales en una visión compartida cuando se trata de un futuro electrificado de movilidad”, concluyó Uppal.

La mayoría de los conductores en Emiratos considera cambiarse a un coche eléctrico