miércoles. 10.08.2022

Un ministro de Emiratos asegura que "la estrategia de Qatar está en crisis"

"Los intentos de sembrar divisiones entre los cuatro países que apoyan el boicot a Doha serán siempre derrotados", explicó Gargash
Anwar Gargash, asesor diplomático del presidente de EAU.
Anwar Gargash, ministro de Estado de Asuntos Exteriores de EAU.

El ministro de Estado de Asuntos Exteriores de EAU, Anwar Gargash, declaró que la estrategia de Qatar para salir de su crisis no estaba funcionando y que estaba condenada a fracasar a pesar del uso de noticias falsas. "La estrategia de Qatar para salir de su crisis está en crisis", publicó en su cuenta de Twitter.

“Dirigirse al Cuarteto [Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto] a través de noticias falsas no es una estrategia. La crisis ha convertido a Qatar en un estado de un solo problema. Los mismos discursos repetitivos, los pasillos vacíos y la falta de atención internacional indican la pésima estrategia de Doha hoy". El funcionario de EAU declaró que los intentos de erosionar la unidad del Cuarteto no tendrían éxito y pidió a Qatar que eliminara su "narcisismo".

“En este contexto, Doha todavía está en dificultades y no hay duda de que tal situación está causada por la desesperación y la contradicción. Los intentos de sembrar divisiones entre los cuatro países serán siempre derrotados por su posición de principio, particularmente por Riad. Doha necesita abandonar su narcisismo en su búsqueda de una solución clara", publicó el ministro a sus más de 933.000 seguidores.

Por su parte, el ministro de Información de Bahréin declaró que su propio país, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Egipto continuarán su boicot a Qatar hasta que cambie de rumbo "El boicot al régimen de Qatar continuará a menos que cese su enfoque agresivo y su apoyo a los grupos extremistas", dijo Ali Al Romaihi.

El 5 de junio de 2017, los cuatro países cortaron sus relaciones diplomáticas, comerciales y de viaje con Qatar después de acusar a Doha de financiar el terrorismo y apoyar el extremismo. El Cuarteto emitió una lista de 13 demandas y pidió a Qatar que las cumpliera para salir de la crisis. Sin embargo, Qatar rechazó los cargos y las demandas, lo que resultó en la peor crisis diplomática en la región y que ninguno de los esfuerzos de mediación, liderados por Kuwait, pudieron resolver.

Al Romaihi explicó que las demandas eran justas y legítimas, y garantizaban la paz y la estabilidad para todos los países y pueblos de la región. "Las demandas se derivan de los seis principios que fueron firmados por el régimen de Qatar en los acuerdos de Riad en 2013 y 2014".

“Algunos de los artículos expresaron el compromiso de Qatar para combatir el extremismo y el terrorismo, para detener la incitación de sus canales informativos, para terminar el apoyo y financiación a grupos extremistas o brindarles refugios seguros, el fin del apoyo a las entidades proscritas y abstenerse de interferir en los asuntos internos de los estados. Tales posturas son consistentes con las convenciones y acuerdos del Golfo, árabes e internacionales”.

Al Romaihi destacó que el boicot era una medida legal soberana que no estaba dirigida al pueblo de Qatar. "Es un medio para corregir el curso del régimen de Qatar, comprometerse con los convenios y las cartas acordados y volver a su entorno árabe y del Golfo como un socio activo en el camino común del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) hacia el futuro".

"No queremos que el régimen sea un instrumento para socavar o amenazar nuestra seguridad o para estimular la sedición y las conspiraciones con grupos terroristas".

Para Al Romaihi, que realizó las declaraciones al diario saudita Al Youm, Qatar puede salir de su aislamiento solo a través de Riad y dentro del marco del CCG.

El CCG, con sede en Riad, comprende  los países de Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. La alianza se estableció en 1981.

Un ministro de Emiratos asegura que "la estrategia de Qatar está en crisis"
Comentarios