miércoles. 12.06.2024

Anwar Gargash, ministro de Estado para Asuntos Exteriores de EAU, manifestó este viernes que las declaraciones del líder hutí amenazando a su país y a su capital Abu Dhabi, "es una prueba de la necesidad de actuar con firmeza contra las milicias de Irán que son despreciables y peligrosas".

El ministro escribió en Twitter que su país no se siente intimidado por las amenazas de los hutíes. "Los comentarios de los hutíes que amenazan a Emiratos Árabes Unidos y a su capital Abu Dhabi son ua prueba tangible de la necesidad de la Operación Tormenta Decisiva", en referencia a la intervención de la Coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen.

"Las milicias de Irán tienen objetivos viles y representan una amenaza real", agregó.

En una serie de tuits Gargash escribió que, "la lucha de la Coalición Árabe es necesaria para garantizar el futuro de la región".

"Las amenazas de Al Houthi no nos asustan y revelan la desesperación de los que defienden la fragmentación, y sus intenciones en cuanto a la seguridad y la estabilidad del Golfo Arábigo", añadió el ministro.

"Los desafíos que estamos presenciando exigen una mayor solidaridad árabe, y de la alianza árabe".

Los comentarios del ministro Gargash se producen un par de horas después de que Abdul-Malik al-Houthi, líder del movimiento rebelde yemení de los hutíes amenazara este jueves a Emiratos Árabes Unidos (EAU) con atacarle con misiles balísticos si la Coalición Árabe sigue su ofensiva contra la ciudad yemení de Hodeidah.

En un discurso televisado, Al Houthi destacó que su movimiento tomó el control de un arsenal de misiles del Ejército yemení a finales de 2014.

A principios de esta semana, el presidente yemení, Abd Rabbo Mansour Hadi, dijo que sólo una opción militar pondría fin al golpe de los hutíes, ya que los esfuerzos de paz por parte del enviado de la ONU en Yemen se encuentran en un punto muerto.

"Cualquier solución política a la crisis de Yemen tendría que ir acompañada por el desarme de los hutíes", añadió el presidente.

Yemen es escenario de un conflicto abierto desde 2014, cuando los rebeldes hutíes ocuparon la capital, Saná, y otras provincias del país, y que se recrudeció en marzo de 2015 con la intervención de la coalición árabe a favor de las fuerzas leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, reconocido internacionalmente. 

El ministro de Exteriores de EAU responde a las amenazas de los rebeldes de Yemen