sábado. 18.05.2024

Emiratos Árabes Unidos alberga una amplia gama de orígenes étnicos y religiones y el proceso funerario puede ser diferente entre los residentes en el país. Además de implementar un proceso sencillo de cinco pasos para los trámites posteriores a la muerte, Emiratos también ha impuesto leyes estrictas y fuertes sanciones en torno a los procedimientos de entierro y funeral, garantizando la homogeneidad y la seguridad.

Según la Ley federal 10 sobre cementerios y procedimientos de entierro, los cadáveres, restos u órganos humanos deben ser enterrados únicamente en cementerios designados por las autoridades competentes.

A continuación se detallan12 sanciones durante el proceso de entierro que podrían conllevar una multa considerable de hasta 500.000 dirhams.

Multa de 10.000 a 50.000 dirhams

Según la ley federal, los siguientes actos durante el proceso de entierro pueden dar lugar a una multa de entre 10.000 y 50.000 dirhams:

  • Si alguien traslada un cuerpo, restos u órgano sin permiso dentro del país
  • Tomar una fotografía de un cadáver para cualquier propósito distinto al permitido por la ley.
  • Realizar cualquier estructura o adición dentro de un cementerio.
  • Transportar al fallecido en cualquier vehículo que no esté especialmente reservado para tal fin. Esto significaría cualquier vehículo que no sea una ambulancia.
  • Transporte de cadáveres por cualquier otro medio no oficial del país.
  • Utilizar los cementerios para cualquier otro motivo distinto al previsto, es decir, enterrar a los muertos.

Sanciones más severas

Según la ley de EAU, se requieren permisos tanto para ciudadanos como para expatriados para realizar entierros fuera del país, así como permisos para aquellos que deseen traer personas fallecidas y realizar entierros.

Lugar de entierro: Si el entierro tiene lugar en cualquier cementerio que no haya sido designado por las autoridades competentes, se impondrá una pena de hasta un año de cárcel, además de una multa de entre 10.000 y 100.000 dirhams. 

Si se realiza un entierro sin un permiso dentro de Emiratos Árabes, o si el difunto es trasladado fuera del país sin un permiso, se impondrá una pena considerable de cárcel de hasta un año y una multa de entre 100.000 y 500.000 dirhams contra el individuo.

Profanar un cementerio, una tumba o un lugar de almacenamiento de difuntos es un delito punible con una multa de entre 100.000 y 200.000 dirhams y una pena de prisión de hasta un año.

Excavar una tumba para extraer una persona u órgano dará lugar a una multa de entre 100.000 y 200.000 dirhams y una pena de prisión de cuatro años o más.

En el caso de que la excavación conduzca a la profanación, la pena se incrementará a una sentencia de prisión superior a cinco años.

La importación o exportación de cadáveres, órganos o restos sin permiso en EAU conlleva una multa de entre 50.000 y 100.000 dirhams y una pena de cárcel de menos de un año.

Multa de hasta 50.000 dirhams en Emiratos por tomar fotos durante un entierro