sábado. 25.05.2024

El Papa Francisco, jefe de la Iglesia Católica, expresó su profundo agradecimiento a Emiratos Árabes Unidos y su papel en la promoción de una cultura de paz, tolerancia y coexistencia tanto a nivel regional como mundial. “La grandeza de cualquier país no se mide únicamente por su riqueza, sino por su papel sustancial en la difusión y defensa de los valores de la paz, la fraternidad y la convivencia”, afirmó Su Santidad.

En una entrevista publicada este lunes en el periódico en árabe Al Ittihad, con sede en EAU, Su Santidad expresó su profundo agradecimiento por el compromiso del presidente, el jeque Mohamed bin Zayed Al Nahyan, de apoyar los esfuerzos internacionales de paz y tolerancia, combatir las enfermedades en todo el mundo y difundir los principios del 'Documento sobre la Fraternidad Humana' a través de iniciativas concretas destinadas a mejorar la vida de los más desfavorecidos.

Su Santidad describió al difunto jeque Zayed bin Sultan Al Nahyan como un líder con visión de futuro que construyó su país sobre la base de la tolerancia, la convivencia y la educación y cuyos hijos siguen sus pasos.

El Papa Francisco reafirmó la importancia del Documento sobre la Fraternidad Humana como hoja de ruta para la paz y elogió a la Casa de la Familia Abrahámica y el coraje de EAU en la implementación de este importante proyecto.

Recordó su histórica visita a Abu Dhabi en febrero de 2019 y manifestó que "recuerdo con gran alegría y gratitud mi viaje y la cálida bienvenida que recibí. Quedé profundamente impresionado por la generosidad y la hospitalidad que me mostró su querido país. En mi discurso en Abu Dhabi, dije que las inversiones de este país se están haciendo no solo en la extracción de los recursos de la tierra, sino también en los del corazón, en la educación de los jóvenes”.

"Aprecio mucho el compromiso de Emiratos y de su presidente para construir el futuro y dar forma a una identidad abierta capaz de superar la tentación de cerrarse en uno mismo y volverse rígido. También agradezco su apoyo a los proyectos internacionales, esfuerzos por la paz y la tolerancia porque invertir en cultura promueve la disminución del odio y contribuye al crecimiento de la civilización y la prosperidad".

Con respecto al Documento sobre la Fraternidad Humana, declaró el Santo Padre estar "muy complacido con la aceptación y comprensión de la comunidad mundial del mensaje del documento y sus objetivos como guía para las generaciones futuras, al reconocer que todos somos miembros de una sola familia humana".

En su primera declaración sobre la reciente quema del Sagrado Corán en Suecia, Su Santidad subrayó que permitir tal comportamiento es "inaceptable y condenable". Hizo hincapié en que la libertad de expresión no debe utilizarse como excusa para ofender a los demás, expresando su profundo enfado por tal comportamiento. Asimismo, cree que el futuro de la cooperación interreligiosa se basa en el principio de reciprocidad, respeto por los demás y la verdad.

El Papa Francisco llamó a brindar a los jóvenes las herramientas necesarias para protegerlos de caer en conflictos maliciosos, mensajes negativos, noticias falsas, tentaciones materiales, odio y prejuicios. Hizo hincapié en que la libertad, el discernimiento y la responsabilidad son las herramientas más importantes.

Para finalizar, el Papa describió la 28 Conferencia de las Partes (COP28) como un llamamiento urgente para abordar la crisis ambiental, y expresó su esperanza de que los esfuerzos de EAU para organizar la conferencia en Expo City Dubai este noviembre logren brindar soluciones.

El Papa Francisco elogia el papel de Emiratos Árabes Unidos en la difusión de la paz y...