sábado. 18.05.2024

Con una gran popularidad del comercio electrónico y las entregas a través de Internet se ha difundido en Emiratos Árabes Unidos un nuevo método de fraude, mediante el envío de un correo electrónico falso que se hace pasar por una conocida empresa de reparto, y solicita el nombre de la víctima, datos bancarios para pagar tarifas que son solo unos pocos dirhams.

En este sentido, famosas empresas de mensajería como Emirates Post advirtieron a sus clientes de estos fraudes y les pidieron que tuvieran cuidado y se aseguraran a través de varios canales y aplicaciones el procesamiento de sus envíos o que llamaran a los centros de llamadas oficiales. También les aconsejó que utilicen su sitio web oficial /Emiratespost.ae/ y la aplicación móvil cuando realicen un pedido y cuando paguen electrónicamente.

Aramex, la conocida empresa de envíos, indicó que los correos electrónicos fraudulentos son los métodos de estafa más comunes en la web, ya que los delincuentes engañan al público al enviar un mail que parece que son ellos y el remitente solicita información personal, sensible o datos de cuentas bancarias. Estos también pueden solicitar a la persona que se registre en un concurso para ganar un premio.

FedEx, otra conocida empresa de entrega, dijo que nunca solicita, a través de llamadas, correo, mensajes de texto o correos electrónicos, información de pago o personal para entregar envíos.

La empresa antivirus Kaspersky explicó que el engaño comienza con la recepción de un correo electrónico, que parece ser de una famosa empresa de mensajería, pero en realidad se envía desde direcciones de correo electrónico aleatorias que no tienen nada que ver con ninguna de las direcciones de correo electrónico oficiales de los servicios postales. La Policía de Abu Dhabi (ADP)  ya alertó de los métodos de fraude a través de mensajes falsos de empresas de transporte de mercancías por correo electrónico o mensaje de texto. ADP pidió no hacer clic en enlaces en correos electrónicos o mensajes pequeños, sin revisarlos cuidadosamente.

También aconsejaron leer detenidamente los mensajes y verificar su fuente, las direcciones de correo electrónico que a veces son similares a las direcciones originales de las empresas de entrega. También se recomienda al público que busque las letras HTTPS en la dirección del sitio que envió el correo, evite proporcionar datos bancarios a través de WhatsApp, lea atentamente los mensajes One Password (OTP) enviados por el banco y evite hacer clic en promociones en línea y redes sociales.  

La Policía de Abu Dhabi alerta del aumento de los fraudes electrónicos