domingo. 25.02.2024

El doctor Hend Al Awadhi, especialista en Salud Pública de la Autoridad de Salud de Dubai, hizo un llamamiento a los residentes para que cumplan con las normas antes de las celebraciones del Eid. "Las restricciones pueden haber disminuido, pero eso no significa que el coronavirus ya no esté y la pandemia haya terminado. Todavía estamos lejos de volver a la normalidad. Es una gran preocupación que las personas queden para socializar en grandes reuniones durante el Mes Sagrado. Habrá personas que no saben que tienen el virus y lo transmiten a otros", señaló el médico en declaraciones al diario The National.

Los residentes Emiratos Árabes Unidos que no respetan las reglas de distanciamiento social y usan sus mascarillas alrededor del cuello están poniendo en riesgo vidas, según las autoridades de Salud.

Los corredores con mascarillas colgadas del cuello y agrupados se han convertido en algo común en Dubai Marina, entre otros lugares.

Los portadores pre sintomáticos del virus representan la mayor amenaza para una subida de los casos de coronavirus, particularmente si no siguen las reglas de distanciamiento social.

Hasta ahora, alrededor de 1,5 millones de personas han sido examinadas para detectar el virus, pero Al Awadhi subrayó que las personas con problemas de salud crónicos y los ancianos siguen siendo los más propensos a sufrir complicaciones.

"Como muchas familias planean para Eid, el mensaje público sigue siendo muy claro. Por favor, no salga a menos que sea necesario e intente minimizar cualquier interacción social con familiares cercanos. No es aconsejable ir en un grupo grande a saludar a alguien que puede ser más vulnerable al coronavirus. Las grandes familias deben programar y reducir las visitas entre sí para disminuir el riesgo y todos deben usar mascarillas y mantener la distancia social. Será difícil, pero no se debe alentar a las personas a seguir a la antigua usanza de un abrazo y un beso, esto es muy importante. Todos tienen la responsabilidad de protegerse unos a otros".

Por su parte, el médico Mohayem Abdelghany, director ejecutivo del Hospital Al Zahra en Dubai, dijo que el público debe comprender que sus acciones son las que influyen en si el brote se desacelera o se frena. "Las restricciones están disminuyendo, pero esto no debe tomarse a la ligera", dijo.

“Se han recomendado estas medidas especiales para detener la propagación de esta pandemia. No debe haber ninguna razón para no estar al menos a dos metros de distancia de otra persona. El distanciamiento físico es crucial para desacelerar el virus. Ignorar esto solo ejercerá más presión sobre nuestros sistemas de salud que ya enfrentan una gran tensión. Todos los trabajadores de primera línea del país están haciendo un trabajo noble ayudando a los pacientes mientras se exponen a un gran riesgo. La gente debería respetar esto".

Algunos casos nuevos registrados en los últimos días se han atribuido a cuatro familias que rompieron las reglas de distanciamiento social para reunirse para las oraciones taraweeh. El número de nuevos casos de coronavirus fue de 783 el martes y de 781 el domingo, y el total del país ahora se acerca a los 20.000 contagios.

Las autoridades de Dubai relajaron las restricciones sobre el comercio y los viajes el mes pasado, permitiendo a las personas moverse libremente sin un permiso entre las 6.00 y las 22.00 horas y abriendo centros comerciales y restaurantes. Pero los residentes deben llevar mascarillas y no reunirse en grupos de más de tres al hacer ejercicio al aire libre. Los amigos no deberían encontrarse y no más de cinco personas deberían estar juntas en un lugar. Dubai Marina ha demostrado ser un punto de acceso para grandes reuniones después de la puesta del sol. Aunque la mayoría lleva mascarillas, muchos se niegan a ponérselas correctamente e ignoran la regla de la distancia de dos metros.

Se ha visto regularmente grupos de personas fuera de los supermercados Carrefour y Spinneys que se han convertido en puntos de reunión. Los guardias de seguridad en los carros de golf están recordando a las personas en la zona sus responsabilidades, pero se enfrentan a un desafío cuesta arriba, particularmente con tantas personas que salen a socializar después de las 17.00 horas.

"Todavía estamos lejos de volver a la normalidad", dice un funcionario de Dubai
Comentarios