martes 24/5/22

Experto de EEUU dice que la segunda ola de coronavirus en invierno será peor probablemente

Una doctora enfatizó la importancia del distanciamiento social
El doctor Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU.
El doctor Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU.

El director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos advirtió que una segunda ola del coronavirus este año podría ser "más difícil", ya que coincidirá con el inicio de la temporada de gripe. “Existe la posibilidad de que el asalto del virus en nuestra nación el próximo invierno sea aún más difícil que el que acabamos de atravesar”, dijo el director de los CDC, Robert Redfield, en una entrevista con The Washington Post.

Redfield declaró al diario que tener que combatir simultáneamente el brote de dos enfermedades respiratorias sería una carga "inimaginable" para el sistema de atención médica. En la entrevista, Redfield pidió a los funcionarios federales y estatales que usen los próximos meses para prepararse para lo que se avecina y enfatizó la importancia del distanciamiento social.

En opinión de Redfield, las autoridades necesitan ampliar masivamente su capacidad para identificar a los infectados a través de pruebas y encontrar a todas las personas con las que interactúan a través del rastreo de contactos. Para el director de los CDC esta es la manera de evitar que los casos nuevos se conviertan en brotes más grandes.

Por otro lado, durante la conferencia de prensa diaria sobre el coronavirus, la doctora Deborah Birx fue cuestionada al respecto y señaló que están trabajando para desarrollar una mayor capacidad de realizar pruebas y de que estos recursos estén en el lugar correcto. "No sé si será peor, creo que esto ya ha sido bastante malo", señaló.

"Cuando ves lo que sucedió en Nueva York, eso fue muy malo" dijo Birx que incidió en la importancia de mantener las medidas de vigilancia. "Creo que tendremos señales de advertencia tempranas de nuestra vigilancia de las que hemos estado hablando en estas poblaciones vulnerables" concluyó la doctora.

La temporada de gripe lleva en marcha desde septiembre, y aunque ahora se considera en su fase más baja, ha sido responsable de un alto número de hospitalizaciones e infecciones. El año pasado, la gripe mató al menos a 34.200 estadounidenses, según los CDC, y enfermó a unos 35,5 millones de personas.

Los comentarios de Redfield se producen cuando varios gobernadores en EEUU buscan reabrir parcialmente las economías de sus estados al relajar algunas restricciones destinadas a limitar la propagación del virus, a pesar de las preocupaciones de los aumentos posteriores en los casos de coronavirus.

Varios grupos de manifestantes protestaron en varios estados contra las órdenes de los gobernadores que se adhieren en gran medida a las pautas federales, y el presidente Donald Trump los alentó a "LIBERAR" a sus estados en diversos tuits.

Cuando se le preguntó acerca de las protestas y las llamadas posteriores para abrir estados antes, Redfield dijo que "no es útil".

Mirando hacia el futuro, Redfield citó la necesidad de una campaña preventiva para enfatizar la importancia de las vacunas contra la gripe para reducir las hospitalizaciones por gripe. Dijo que vacunarse contra la gripe "puede permitir que haya una cama de hospital disponible para su madre o abuela que pueda contraer coronavirus".

Experto de EEUU dice que la segunda ola de coronavirus en invierno será peor probablemente
Comentarios