martes. 31.01.2023

Guardabosques en Australia matan a un sapo gigante de casi tres kilos

La hembra de este animal puede producir hasta 30.000 huevos en una temporada y es increíblemente venenosa
Una guardabosques australiana con el sapo. (Fuente externa)
Una guardabosques australiana con el sapo. (Fuente externa)

Los guardabosques australianos mataron a un sapo de caña "monstruo" invasivo descubierto en un parque costero: un espécimen marrón verrugoso tan largo como un brazo humano y que pesaba 2,7 kilogramos.

El sapo fue visto después de que una serpiente que se deslizaba por un camino obligara a los trabajadores de la vida silvestre a detenerse mientras conducían en el Parque Nacional Conway de Queensland, informó el Gobierno estatal.

“Me agaché y agarré el sapo de caña y no podía creer lo grande y pesado que era”, dijo la guardabosques Kylee Gray en declaraciones de cómo descubrió al anfibio la semana pasada.

“Un sapo de caña de ese tamaño comerá cualquier cosa que le quepa en la boca, y eso incluye insectos, reptiles y pequeños mamíferos”, dijo.

El animal fue retirado y sacrificado.

Los sapos de caña se introdujeron en Queensland en 1935 para controlar al escarabajo de caña, con consecuencias devastadoras para otros animales salvajes.

Con 2,7 kilogramos, casi el peso de un bebé humano recién nacido, el sapo puede batir récords, anunció el Departamento de Medio Ambiente y Ciencia de Queensland en un comunicado. Al describirlo como un “monstruo”, el Departamento señaló que podría terminar en el Museo de Queensland. Debido a su tamaño, los guardabosques creen que era una hembra. Aunque se desconoce su edad, estos anfibios pueden vivir hasta 15 años en la naturaleza.

Los sapos de caña hembra pueden producir hasta 30.000 huevos en una temporada y son increíblemente venenosos.

Guardabosques en Australia matan a un sapo gigante de casi tres kilos
Comentarios