domingo. 23.06.2024

Ha sido primordial la identificación e implementación de soluciones integrales e innovadoras para el desarrollo del turismo en toda la Península Arábiga. Un enfoque singular, enraizado en su idiosincrasia pero que tiene en cuenta los mecanismos y flujos económicos, sociales y culturales de esta segunda década del siglo XXI.
La población local, los jóvenes, las mujeres y hasta los ya entrados en años, son activos que han de dar el visto bueno a proyectos que, junto a la originalidad del patrimonio cultural e inmaterial de cada uno de los territorios, consiguen transmitir valores y experiencias únicas. Este proceso participativo entre territorios adornados para el turismo y turistas ávidos de vivir nuevas realidades ha desembocado en la Península Arábiga en un proceso creciente de empoderamiento de los diferentes países que la conforman; riqueza para sus ciudadanos y transformación hacia un futuro donde la tradición no es obstáculo para el desarrollo.

Los turistas hacen que se evalúe continuamente lo que se ofrece; considerar nuevas opciones, buscar nuevas estrategias y volver a ofertar para de nuevo evaluar el proceso. Durante finales del siglo pasado el turismo supuso un empuje en todos los sentidos, pero no para todos por igual. La globalización no cristalizó del todo hasta no hace mucho, la tecnología ha impuesto su velocidad haciendo que se salten etapas, el desarrollo económico ha tomado nuevas formas y el que emana del turismo, si quiere sobrevivir, ha de ir conjugado con además el desarrollo cultural, territorial y social.

Abrirse a recibir visitas permite alejarse de complejos, refuerza las raíces y alimenta el proceso de cambio que ineludiblemente cada época trae consigo.  El Reino de Arabia Saudí se abre para mostrar una topografía variada, islas idílicas, aguas cristalinas, áreas para el descanso y disfrute, cumbres de montañas asombrosas, oasis y desierto.

Arabia Saudí cuenta con un bagaje histórico único, diferentes culturas e identidades han conformado un territorio singular que se abre hoy al exterior mostrando a una sociedad ávida de vivir nuevas experiencias. Si hasta hace poco la peregrinación era uno de sus mayores activos (atrae a casi dos millones de peregrinos anualmente a La Meca y Medina, lugares sagrados en el Islam), a día de hoy se ha situado en uno de los países que aspira a estar entre los primeros para 2030

Perspectiva exterior en la actualidad del Pabellón de Arabia Saudita, gran referente en Expo 2020 Dubai con sello andaluz. (EL CORREO)
Perspectiva exterior en la actualidad del Pabellón de Arabia Saudí, gran referente en Expo 2020 Dubai con sello andaluz. (EL CORREO)

Expo Dubai 2020 fue un escaparate excepcional para una Arabia Saudí emergente, su pabellón, diseñado por  Boris Micka Associates, un estudio de arquitectura sevillano que ganó el premio al mejor pabellón, estuvo abierto a los visitantes bajo el eslogan 'La ventana al Futuro', donde se quiso poner de manifiesto la transformación que se pretendía conseguir. La directora general de la Oficina Expo 2020 y ministra de Estado de Cooperación Internacional de EAU, Reem Al Hashimy, ofreció en su momento su apoyo a "sus hermanos" apuntando que "trabajan juntos para crear un futuro mejor para todos". 

Se dio otro paso más cuando en diciembre de 2022, en la Cumbre del WTTC -Consejo Mundial de los Viajes y el Turismo-, Ahmad Al Khateeb, ministro de Turismo del Reino de Arabia Saudí, firmó acuerdos para la cooperación turística y formación de profesionales con España. La ministra de Industria, Turismo y Comercio española, Reyes Maroto, manifestó que el Reino de Arabia Saudí había apostado por España como socio para su desarrollo turístico. Se acordó la cooperación en foros y organizaciones internacionales relacionadas con el turismo, en la búsqueda de inversiones en ambos países y en la comercialización y promoción del turismo cultural, patrimonial y rural. "No hay duda de que quiere (Arabia Saudí) tener un socio tan importante como nuestro país para desplegar su plan del impulso al turismo", afirmó la ministra española a varios medios presentes en la cumbre. 

Arabia Saudí cuenta con un bagaje histórico único, diferentes culturas e identidades han conformado un territorio singular que se abre hoy al exterior mostrando a una sociedad ávida de vivir nuevas experiencias. (iStock / AFZALKHAN M)
Arabia Saudí cuenta con un bagaje histórico único, diferentes culturas e identidades han conformado un territorio singular que se abre hoy al exterior mostrando a una sociedad ávida de vivir nuevas experiencias. (iStock / AFZALKHAN M)

En los años 70 del siglo pasado, España se abrió al exterior a través del turismo y esa experiencia aportó desarrollo económico, supuso un impulso al proceso de modernización del país y el contacto ente turistas y residentes facilitó el acceso y conocimiento de la población española de otros modelos sociales y culturales. El turismo supuso un acelerador del crecimiento económico y del cambio sociológico.  

Hoy empresas como Barceló, Meliá, Palladiun, Acciona o Cobra (ACS) ya se encuentran en Arabia Saudí, también Amadeus, para la navegación aérea, y Alquimia, que aplica la sostenibilidad en los parques nacionales del reino. A España tienen previsto llegar desde Arabia Saudí unos 100.000  jóvenes al año hasta 2030 para formarse en competencias turísticas.

Arabia Saudí tiene como meta albergar 30 millones de peregrinos en 2030 y doblar el número de lugares registrados por la UNESCO como patrimonio de la humanidad

Según la OMT, las llegadas de turistas internacionales a Arabia Saudí, de enero a julio de 2022, crecieron un 172%, tres veces más que en el mismo periodo de 2021, y aunque hay que tener en cuenta el paréntesis de la pandemia, si en 2010 el turismo tenía un peso en el PIB de 1,4%, en 2019 fue del 2,5%, un 5,4% en 2022, y se espera alcanzar en 2030 el 10%.

Arabia Saudí pretende estar preparada para no solo albergar a unos 30 millones de peregrinos en 2030 sino también para doblar el número de lugares registrados por la UNESCO como patrimonio de la humanidad, crear el mayor museo islámico del mundo con la mayor biblioteca y centro de investigación de la cultura islámica. 
'Saudi Vision 2030' es el proyecto que pretende diversificar la economía de Arabia Saudí para competir en el mercado internacional del turismo, megaproyectos como Amaala, Oiddiva y Neom, entre otros, pretenden transformar el país, dar un impulso a la economía, y es que pese a la críticas que puedan hacerse, la naturaleza del país, esa compleja combinación entre territorio, clima y sociedad, hace que sean los llamados giga proyectos los que a modo de oasis mejor puedan simbolizar su oferta turística.

Si en el siglo pasado la huella del desarrollo turístico supuso un deterioro ecológico, de acusados contrastes territoriales y sociales, en este siglo el turismo pretende ser una herramienta de desarrollo sostenible, de integración, de respeto con el medio ambiente y la diversidad.

La inversión para el desarrollo del sector supondrá en Arabia Saudí hasta 2030 un desembolso de unos 224.000 millones de Riales (853.201 Millones de Euros).  Para conseguir su pretensión de posicionarse geopolítica y geoeconómicamente en la región de Oriente Medio ha de liderar la economía, solventar las barreras de la energía e ir implementado la inversión necesaria, y para ello su oferta turística, a medio y largo plazo, necesita contar con unas tasas de ocupación que hagan viable los proyectos.

La nueva isla de lujo de NEOM, Sindalah, está preparada para competir con los principales destinos turísticos mundiales. (SPA)
La nueva isla de lujo de NEOM, Sindalah, está preparada para competir con los principales destinos turísticos mundiales. (SPA)

La WTTC ha comprometido para el periodo 23-27 una inversión de más de 10.500 millones de dólares para impulsar Visión 2030 en Arabia Saudí. Consorcios hispano saudíes  (RENFE, ADIF, INECO, FCC, ABENGOA, ACCIONA...) son una muestra de la confianza que Arabia Saudí tiene con España, de la fortaleza de las relaciones entre ambos países para cumplir con sus planes. 

Este mes de marzo Arabia Saudí acudió por primera vez a la Bolsa de Berlín para el Turismo (ITB) para presentar su oferta de hoteles, de atracciones, de proyectos, a la espera de turistas, de huéspedes de todo el mundo que hagan viable su apuesta de apertura.

Arabia Saudí, hacia un oasis de turismo sostenible