martes 25/1/22

La importación de productos españoles crece en EAU a través de Global Village

El Pabellón de España trajo a Emiratos Árabes en 2015-2016 artículos por valor de compra de un millón y medio de euros y espera llegar a los dos millones esta temporada, que ha arrancado con una elevada afluencia de visitantes y destacadas ventas
Foto de familia ante la portada de gran parte de quienes hacen posible esta temporada el Pabellón de España. (EL CORREO DEL GOLFO)
Foto de familia ante la portada de gran parte de quienes hacen posible esta temporada el Pabellón de España. (EL CORREO DEL GOLFO)

Tras seis temporadas abriendo sus puertas, el Pabellón de España en Global Village se ha consolidado como una vía eficaz para la entrada de la cultura y los productos españoles en Dubai, a los que acceden cada año más de dos millones de visitantes. Lo hace a través de sus tiendas, cargadas de productos con sello español, y de un programa cultural que acerca al público a muchas de las figuras más representativas de la historia y el arte en España.

Apenas un mes después de que comenzara la nueva temporada, el Pabellón de España ya ha conseguido atraer a miles de visitantes. “Este año ha empezado a nivel de ventas bastante fuerte”, ha reconocido a EL CORREO DEL GOLFO el director general del pabellón español, Raúl Simón

En 2015 el pabellón importó productos españoles por un valor de un millón y medio de euros y este año, calcula Simón, la cifra podría alcanzar los dos millones de euros. “Si lo conseguimos será un porcentaje significativo de las exportaciones españolas a Emiratos, que deben rondar los 1.200 millones”, afirma el director general de Spain at Global Village.

Los productos que mejor funcionan, asegura Simón, son los de alimentación. Los sabores importados directamente desde España tienen “mucho éxito” entre los visitantes del Global Village, tanto que “hay mucha gente que, cada temporada, viene el primer día buscando los productos que compraron el año anterior”. La ropa infantil, añade, “también funciona muy bien”. Este año, como novedad, se incorpora a la oferta una agencia de viajes.

Las ventas en el Pabellón de España no sólo suponen ventajas económicas para proveedores y tiendas a nivel de facturación dentro del área de Global Village sino que están teniendo beneficios más amplios. “Se han introducido productos que luego se han ido vendiendo en los canales de distribución normales”, explica Simón. Con el aval de los consumidores que han adquirido los productos en Global Village los proveedores pueden abrir mercado en los países árabes con más facilidad. “Tienen más peso ante los distribuidores porque sus productos los han probado miles de personas y tienen el ‘feedback’ de las ventas”, indica Simón.

Tener presencia en el Global Village, dice Simón, “es un buen canal” para entrar al mercado emiratí. “Hay gente que ha venido aquí a introducir su negocio y se ha quedado”, explica. Actualmente, agrega el director general del pabellón, “el 80 por ciento de las empresas que hay en el pabellón son las que han empezado desde el principio y hemos ido desarrollando todo esto juntos”. El resto, añade, “sabemos que se han quedado haciendo su actividad con otra gente del pabellón o con otras empresas de Dubai”.

Para Simón el hecho de vender sólo productos españoles es uno de los puntos fuertes que destacan a España frente a otros países presentes en Global Village. “Buscamos que nuestros productos sean representativos de España, tradicionales”, indica.

El coordinador del Pabellón de España, Borja Pérez, coincide con Raúl Simón a la hora de localizar la clave del éxito de este espacio comercial y de ocio. “El principal atractivo que ofrece este pabellón es que el cien por cien son productos de España, con raíces españolas y eso es lo que más les gusta a los visitantes, cuando compran en el Pabellón de España es como si estuvieran comprando directamente allí”, considera Pérez.

La marca España, afirma Pérez, “se vende bien, las raíces que tenemos en común con los árabes hacen que se sientan cómodos y el Pabellón de España siempre tenga buena acogida y también los productos que hay en él”.

No sólo están satisfechos los visitantes, dice Pérez, sino también los expositores, que este año ocupan 27 tiendas en el pabellón. Esta temporada se ha reducido el número de tiendas “y se ha ganado en espacios comunes y los establecimientos están contentos porque ganan más espacio, tienen más visibilidad, hay más opción para que sus productos se vean”, señala el coordinador.

La portada elegida esta temporada para el Pabellón es otro de los grandes reclamos, asegura Borja Pérez. “La reacción al tema de Dalí ha sido mayoritariamente positiva, la portada llama la atención, es muy singular”, asegura.

Este año, el Pabellón de España ha dedicado su portada al artista catalán Salvador Dalí. Reproduce en un llamativo color rojo la fachada del Teatro Museo de Figueras. “Es una fachada bastante original, nos aprovechamos de esa imagen un poco extraña y surrealista para llamar la atención y sorprender a los visitantes”, remarca Raúl Simón. 

También Dalí inspira parte de la programación cultural preparada. Además, en la zona central del pabellón se da a conocer la historia y la biografía de Dalí  a través de diferentes materiales audiovisuales. El resto del espacio se emplea asimismo, informa Simón, “para promocionar España a nivel cultural, de destino turístico y de gastronomía”. 

Junto a los eventos que se organizan sobre el escenario, fundamentalmente actuaciones flamencas, se realizan “otro tipo de actividades un poco más interactivas con los visitantes, que tienen que ver con la gastronomía, con nuestros productos más auténticos”, indica.

El pabellón muestra igualmente códigos QR que los visitantes pueden capturar a través de sus móviles para acceder a materiales audiovisuales extra sobre España, como los vídeos e torno al Muelle de las Carabelas, donde se explica el viaje de Colón, o ‘El Quijote’. “En España tenemos muchos personajes universales importantes en nuestra historia como para exportarlos o recordárselos al mundo”, añade Borja Pérez.

La importación de productos españoles crece en EAU a través de Global Village
Comentarios