domingo. 07.08.2022

Arabia Saudita aprueba el plan general de emergencia para la procesión Hajj

El reino del Golfo quiera evitar que se repita la trágica estampida del 24 de septiembre de 2015 que dejó casi 2.000 personas fallecidas
Peregrinos en La Meca.
Peregrinos en La Meca.

El príncipe heredero saudita Mohammed bin Nayef bin Abdulaziz, jefe del Comité Supremo del Hajj, aprobó este lunes el plan general de la Defensa Civil para situaciones de emergencia durante la multitudinaria procesión musulmana.

Las medidas de precaución, habituales cada temporada del Hajj (la peregrinación mayor del Islam) tienen este año características excepcionales luego de la estampida ocurrida en el ritual de 2015 en inmediaciones de la ciudad de Mina, donde murieron al menos mil 849 personas.

El teniente general Suleiman bin Abdullah Al-Amr, director general de la Defensa Civil, explicó que el plan pretende proveer a los peregrinos todas las capacidades para facilitarles que cumplan con uno de los cinco pilares de la religión musulmana 'en una atmósfera de seguridad y tranquilidad'.

Según publica Prensa Latina citando a la agencia oficial SPA, el príncipe Mohammed, quien es también viceprimer ministro y ministro del Interior, dio el visto bueno a la estrategia trazada para proteger a los cerca de un millón de devotos que se espera acudan a visitar las ciudades santas de La Meca y Medina.

A diferencia de la Umrah o procesión menor que puede realizarse en cualquier momento del año, el Hajj es la gran peregrinación que tiene una fecha específica posterior al Ramadán y este año cae del 9 al 14 de septiembre.

Junto con la oración, la limosna, la profesión de fe y el ayuno durante el mes del Ramadán, todo musulmán debe cumplir con el Hajj, al menos una vez en su vida, siempre que tenga salud y medios para ello.

El plan de emergencia para este año, el 1437 de la Hégira según el calendario lunar islámico, contempla medidas para facilitar una circulación fluida de los feligreses, a fin de evitar se repita la trágica estampida del 24 de septiembre de 2015.

En aquella ocasión fallecieron los peregrinos que asistían al ritual de la Lapidación del Diablo o Jamarat, y el hecho de que perdieran la vida 461 iraníes, avivó las tradicionales rivalidades entre el reino árabe y la república islámica.

Aunque en base a datos de países que reportaron víctimas mortales la cifra es de 1.849, el gobierno saudita mantuvo en 769 el número de decesos.

Arabia Saudita aprueba el plan general de emergencia para la procesión Hajj
Comentarios