martes 17/5/22

Un ataque aéreo sobre una escuela en Siria deja a 22 niños muertos

El embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, declaró: "es horrible, horrible, espero que no estemos implicados"
Los niños son los más vulnerables en zonas de conflicto.
Los niños son los más vulnerables en zonas de conflicto.

Veintidós niños y seis maestros murieron en los ataques lanzados este miércoles contra una escuela de la provincia siria de Idlib,controlada por los rebeldes, anunció UNICEF.

En un comunicado, el director general del organismo de la ONU, Anthony Lake, denunció "una tragedia" y un posible "crimen de guerra". Podría tratarse, según el responsable de Unicef "del ataque más mortífero contra una escuela desde el inicio de la guerra" en Siria hace cinco años y medio.

"Es una tragedia, un escándalo y si este ataque fue deliberado, es un crimen de guerra", afirmó. La escuela fue atacada "en varias oportunidades", precisa el comunicado, sin dar mayores detalles.

Un balance anterior daba cuenta de 35 civiles muertos, de los cuales 11 eran niños. "Dos aviones militares realizaron seis ataques en la localidad de Hass, contra una escuela y sus alrededores, matando a 35 civiles, entre ellos 11 niños", había señalado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Uno de los proyectiles cayó a la entrada de la escuela en el momento en que los niños eran evacuados a causa de los bombardeos, declaró a la AFP un militante opositor que solicitó mantener el anonimato, del Idlib Media Center.

Interrogado sobre el bombardeo, el embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, declaró: "es horrible, horrible, espero que no estemos implicados"."Sería fácil para mí decir 'no' (no fuimos nosotros) pero soy una persona responsable, primero debo saber lo que nuestro ministro de Defensa va a decir", agregó.

El régimen sirio y su aliado ruso son acusados con frecuencia por las potencias occidentales de lanzar ataques aéreos indiscriminados contra infraestructuras civiles, acusaciones a las que éstos responden afirmando que su objetivo son los "terroristas".

Más de 300.000 personas murieron desde el inicio del conflicto en Siria hace cinco años y medio y la mitad de la población fue desplazada.

Mientras tanto, responsables de Defensa del Reino Unido y Estados Unidos, aseguraron que la ofensiva para arrebatar a los yihadistas del grupo Daesh su bastión sirio de Raqqa comenzará dentro de poco.

La ofensiva "comenzará en las próximas semanas", indicó en declaraciones a la cadena estadounidense NBC el secretario de Defensa, Ashton Carter, en Bruselas, donde participa en una reunión con sus homólogos de la OTAN.

"Es nuestro plan desde hace tiempo y somos capaces de apoyar" al mismo tiempo las ofensivas contra Mosul, en Irak, y sobre Raqqa, añadió. Por su parte, el ministro de Defensa británico, Michael Fallon, también declaró a la prensa que espera una ofensiva sobre Raqa "en las próximas semanas".

Carter invitó asimismo a Turquía a unirse a la ofensiva en preparación, máxime cuando el apoyo de las fuerzas turcas ya permitieron a los rebeldes hacerse con el control de la simbólica ciudad siria de Dabiq.

Mosul y Raqqa son los dos principales objetivos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que lucha contra los yihadistas del Daesh. Las fuerzas iraquíes y los combatientes peshmergas kurdoiraquíes, apoyados por la coalición internacional, lanzaron el 17 de octubre una ofensiva para retomar Mosul, que había caído en junio de 2014 en manos de la organización extremista.

Los responsables de la coalición contra Daesh ya habían evocado la posibilidad de operaciones "simultáneas" para retomar Mosul y Raqqa, aunque habían evitado hasta el momento precisar cuándo tendría lugar la ofensiva para controlar la ciudad siria.

Un ataque aéreo sobre una escuela en Siria deja a 22 niños muertos
Comentarios