miércoles. 22.05.2024

Al menos tres marineros murieron este miércoles en un ataque de los rebeldes hutíes contra un barco de bandera de Barbados en el Golfo de Adén, el acceso al Mar Rojo. Serían las primeras víctimas civiles en las acciones de los insurgentes chiíes contra buques. Además, cuatro personas resultaron heridas y el barco atacado quedó con daños cuantiosos, según el comando central (Centcom) de Estados Unidos.

"Esta fue la triste pero inevitable consecuencia de los que los hutíes dispararan imprudentemente misiles contra el transporte marítimo internacional”, indicó, por su parte, la Embajada británica en su cuenta oficial de X (Twitter). El Reino Unido, que participa en la coalición naval capitaneada por Estados Unidos en el Mar Rojo, sentenció que estos ataques "deben parar" y dio su más sentido pésame a las familias de los muertos y heridos.

Poco más tarde, el miembro del Consejo Político Supremo de los hutíes, Mohamed Ali al Huti, negó a través de la misma red social que los rebeldes del Yemen atacaran intencionadamente a civiles. "Si es cierta la historia estadounidense sobre la muerte accidental de personas en el barco 'True Confidence', creemos que Estados Unidos debe compensar a estas víctimas", añadió este representante hutí, quien se mostró dispuesto a "ofrecerles una compensación por un acto involuntario", que será "similar a lo que se estime en compensación para los civiles en Gaza por parte de EEUU e Israel".

Rendir cuentas

En tanto, el portavoz militar de los hutíes, Yahya Sarea, confirmó en un comunicado que sus unidades habían llevado a cabo un ataque contra el buque de propiedad estadounidense y que navegaba con la bandera de Barbados. El ataque, perpetrado "con un número de misiles adecuados”, generó un "incendio a bordo”. Este ataque se produjo "después de que la tripulación del buque rechazara los mensajes de advertencia".

Estados Unidos prometió que hará rendir cuentas a los hutíes por lo ocurrido, y pidió "a los gobiernos de todo el mundo” que también tomen cartas en el asunto. Las acciones de los hutíes "no sólo han perturbado el comercio internacional, también la libertad de navegación en aguas internacionales, y han puesto en peligro a la gente de mar, matando trágicamente a varios de ellos", subrayó el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller.

Un ataque de los hutíes contra barco en el Mar Rojo deja tres muertos