sábado. 04.02.2023

Dos atentados en la península egipcia del Sinaí dejan al menos once fallecidos

Egipto ha declarado que el lugar es zona de exclusión militar, ha impuesto el toque de queda y ha cerrado el acceso a los medios de comunicación
El camión bomba causó varios muertos.
El camión bomba causó varios muertos.

Dos atentados contra puestos de controles policiales han dejado este lunes al menos once víctimas mortales en el norte de la península del Sinaí (este) en Egipto, según el Ministerio de Interior.

Un suicida estrelló este lunes un camión recolector de basura, cargado de explosivos, contra un puesto de seguridad en el exterior de un edificio de la Policía en la península del Sinaí, en el norte de Egipto, matando al menos a nueve personas e hiriendo a 10 más, explicaron funcionarios. El ataque en la ciudad de el-Arish estuvo seguido de explosiones más pequeñas cuando insurgentes vestidos con máscaras negras dispararon granadas propulsadas por cohetes contra los soldados reunidos en el puesto de control, dijeron responsables de seguridad y médicas.

La explosión destrozó tres plantas del edificio, explicaron los funcionarios agregando que por el momento se han sacado nueve cuerpos de entre los escombros. Se teme que la cifra de víctimas mortales pueda aumentar. Los heridos fueron trasladados a un hospital. Dos soldados salieron ilesos del ataque, explicaron. Hay reportes no confirmados que señalan que varios miembros de las fuerzas de seguridad fueron secuestrados por los pistoleros.

El camión recolector había sido robado días antes de la municipalidad de el-Arish, dijeron funcionarios, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a periodistas.

El segundo atentado causó la muerte a un policía y a un civil, informó una fuente de seguridad. El ataque, llevado a cabo por pistoleros, sucedió horas después de la explosión del camión bomba.

Ningún grupo ha reivindicado la responsabilidad por los dos ataques. Los atentados contra puestos de control de la Policía y el Ejército egipcios son frecuentes en el norte del Sinaí y se multiplicaron desde el derrocamiento militar del presidente islamista Mohamed Mursi, en julio de 2013.

En la región operan varios grupos yihadistas,, entre los que destaca Wilayat Sina, que juró lealtad a la organización terrorista Daesh y que ha reivindicado los atentados más graves perpetrados en la zona.

Tras los ataques, la Policía ha reforzado las medidas de seguridad en la región y ha establecido controles de entrada y salida para todos los vehículos, según informó la agencia oficial MENA.

Egipto ha declarado la provincia del Norte del Sinaí zona de exclusión militar, ha impuesto el toque de queda y ha cerrado el acceso a los medios de comunicación

Dos atentados en la península egipcia del Sinaí dejan al menos once fallecidos
Comentarios