lunes. 15.08.2022

El enviado de la ONU acompañará a los hutíes desde Yemen a Suecia

"La solución política es la manera de avanzar", puntualizó el embajador británico en Saná
En la foto de AFP, Martin Griffiths a su llegada a Saná el 24 de noviembre de 2018.
En la foto de AFP, Martin Griffiths a su llegada a Saná el 24 de noviembre de 2018.

El enviado especial de la ONU a Yemen garantizará la asistencia de los hutíes a las conversaciones de paz la próxima semana, viajando a Saná para acompañar personalmente a la delegación rebelde a Suecia, informaron este jueves fuentes diplomáticas.

Martin Griffiths viajará con los rebeldes desde la capital yemení a Suecia a principios de la semana para evitar el colapso de otra ronda de conversaciones de paz mediadas por la ONU sobre la guerra civil de Yemen. Anteriormente, los rebeldes se negaron a viajar a Ginebra para mantener conversaciones organizadas en septiembre.

"Las conversaciones de paz se espera comiencen el 5 de diciembre, pero las negociaciones entre las dos partes aún no han terminado", dijo la fuente diplomática al diario The National

La fecha no ha sido confirmada por la ONU, pero hay muchas esperanzas para que las discusiones tan esperadas dirigidas por la ONU con los rebeldes hutíes y el gobierno internacionalmente reconocido de Yemen lleguen a buen término. Es poco probable que las dos partes se encuentren cara a cara, pero Griffiths y su equipo mediarán entre las delegaciones. Griffiths planea dirigir las nuevas conversaciones hacia objetivos específicos, como la unificación del Banco Central de Yemen y la organización de canjes de prisioneros, en un esfuerzo por alentar la paz.

"Hay conversaciones en curso entre el Gobierno y funcionarios de la ONU, pero aún no se ha confirmado nada", explicó Hamza Al Kamali, un miembro de la delegación del Gobierno que participó en las conversaciones de Ginebra.

El funcionario yemení confirmó que Griffiths viajará a Saná para asegurarse de que los rebeldes participen. Además, el enviado se está reuniendo actualmente con miembros de la sociedad civil yemení en Jordania para "discutir los pasos que conducen a las conversaciones de paz", añadió Al Kamali.

Mientras tanto, el embajador británico en Yemen, Michael Aron, escribió en Twitter que estaba ansioso por ver a las delegaciones gubernamentales y hutíes en Estocolmo. "La solución política es la manera de avanzar", puntualizó Aron.

Suecia se ha convertido en el lugar donde se realizará el último intento de resolver la guerra de Yemen y la crisis humanitaria resultante, después de señalar su disposición a actuar como anfitrión. "Estamos listos y trabajando para concretar una fecha para las negociaciones", declaró un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores sueco.

Por su parte, la ex ministra de derechos humanos de Yemen, Hooria Mashour, dijo que había un impulso internacional para que se reanuden las conversaciones. "Creo que existe una voluntad internacional para regresar al proceso político en Yemen y alcanzar la paz. Esto queda claro a través de las reuniones del Cuarteto, Londres, Washington, Abu Dhabi y Riad con Griffiths", dijo Mashour.

La ex ministra declaró que factores como el desarrollo de la seguridad en la región y el deterioro de la situación humanitaria de Yemen han estado en la agenda internacional. "Tal vez las recientes presiones del Congreso de los Estados Unidos y el agravamiento de la crisis humanitaria hayan tenido un impacto en la necesidad de resolver la crisis en Yemen", concluyó.

La semana pasada, Griffiths visitó la ciudad portuaria de Hodeidah y propuso que la ONU supervise la operación portuaria, uno de los puntos clave en los intentos de llevar a las partes en conflicto de Yemen a la mesa de negociaciones. El enviado de la ONU mantuvo conversaciones con los hutíes en Saná sobre las formas en que la ONU podría mantener la paz en el puerto. Los enfrentamientos en la ciudad entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes se intensificaron a principios de noviembre, pero se calmaron después de que Griffiths anunciara planes para iniciar nuevas conversaciones de paz.

Más de tres años de conflicto entre los rebeldes y las fuerzas a favor del Gobierno respaldadas por la Coalición Árabe liderada por Arabia Saudita han dejado a ocho millones de civiles yemeníes gravemente afectados por la escasez de alimentos y sumido al país en una crisis económica.

El enviado de la ONU acompañará a los hutíes desde Yemen a Suecia
Comentarios