miércoles. 12.06.2024

Las delegaciones de las fuerzas beligerantes en Yemen suspendieron temporalmente las negociaciones que mantienen en esta capital por cuestiones de agenda, anunció este miércoles el enviado especial de la ONU para ese país, Ismail Ould Cheikh Ahmed.

Cheikh Ahmed indicó que el cese momentáneo de las conversaciones inter-yemenitas iniciadas el 21 de abril en Kuwait obedece a que él tiene que asistir a una cesión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de la ONU.

En un comunicado de prensa, que recoge Prensa Latinael diplomático mauritano precisó que participará en la reunión de dicho órgano de la ONU para informar a sus miembros sobre el progreso de las consultas de paz y su visión para la próxima fase en Yemen.

En opinión de Cheikh Ahmed, los representantes del presidente Abd Rabbo Mansour Hadi, del movimiento insurgente chiita Ansar Allah y del Congreso General del Pueblo (CGP), el partido del exmandatario Alí Abdulah Saleh, "se están acercando a alcanzar una visión común para la siguiente etapa".

Añadió que los delegados gubernamentales y los de las fuerzas rebeldes trabajan actualmente para "superar los obstáculos existentes y resolver todos los detalles prácticos del mecanismo de implementación" de un eventual acuerdo basado en la resolución 2216 de la ONU.

El enviado especial para Yemen explicó, además, que ha mantenido sucesivas reuniones dentro de las consultas de paz, incluidas dos con la comitiva del gobierno de Hadi, que se reincorporó el lunes al proceso luego de cinco días de boicot por desacuerdos con las contrapartes sublevadas.

También se entrevistó e informó a los embajadores de los 18 países del llamado Grupo de Apoyo sobre los últimos acontecimientos ligados al conflicto armado en el país más pobre del mundo árabe. Reveló que una de esas reuniones, a la cual asistieron expertos militares, discutió algunos temas castrenses y de seguridad.

Justo este martes, el propio presidente Hadi reiteró durante una reunión con sus asesores en Riad, la capital de Arabia Saudita, su interés en continuar e impulsar las conservaciones atendiendo a llamados de "países amigos" y de la ONU.

El mandatario subrayó que los cimientos sólidos del diálogo son y deben seguir siendo las que describió como resoluciones de la legitimidad internacional, incluida la 2216, que apela a la retirada incondicional de los rebeldes houthis de Saná y de otras ciudades que dominan.

Dicho texto, que también exige a los insurgentes entregar todo su armamento pesado, se aviene a los contenidos de la llamada Iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), mediante la cual Saleh fue apartado del poder en 2011, y su mecanismo ejecutivo

"El gabinete continúa esforzándose para lograr la paz para los ciudadanos, a pesar del hecho de que los perpetradores del golpe están alargando las negociaciones", alegó este martes el presidente yemenita.

El enviado de la ONU anuncia la suspensión de las conversaciones de paz en Yemen